Lunes 18 de Septiembre de 2017 - 03:38 PM

Santander, líder en cirugía de epilepsia para mejorar vidas

La epilepsia es una enfermedad que afecta a más de 50 millones de personas en el mundo. Actualmente, gracias a los avances científicos, es posible reducir sus síntomas por medio de la cirugía.

Comparta este artículo ›

Suministrada por la FCV/ VANGUARDIA LIBERAL
Santander, líder en cirugía de epilepsia para mejorar vidas
(Foto: Suministrada por la FCV/ VANGUARDIA LIBERAL )

La epilepsia es catalogada por los especialistas como una enfermedad crónica que se da a consecuencia de algún tipo de lesión en el cerebro. Generalmente sus primeros síntomas, entre los que se destacan las convulsiones, se registran desde los primeros años de vida del paciente.

Si bien su diagnóstico requiere de una serie de exámenes para determinar el punto epileptogénico, dentro de sus tratamientos se encuentran el uso de medicamentos anti epilépticos y una dieta especial.

Le puede interesar: Trasplante con pacientes vivos: un avance científico que salva vidas

Aunque los expertos aseguran que el uso de dichos medicamentos contrarresta los síntomas de esta patología en el 70% de los casos, el porcentaje restante de pacientes no registran mejoras en su calidad de vida.

Por ello, el equipo de especialistas en neurología del Hospital Internacional de Colombia, HIC, contemplan la cirugía como una de las opciones que reducen sus síntomas.

Una nueva oportunidad de vida

Pese a que la cirugía de epilepsia es un método que ayuda a disminuir los efectos de esta enfermedad en los pacientes, solo se efectúa en quienes padecen de epilepsia refractaria.

Lea también: Descubren once especies de fauna y flora en Santander

Es decir, personas que debido a un posible mal diagnóstico han sido medicadas de manera errónea, según explicó Iván Dario Freire Carlier, neurocirujano del
HIC.

“Cuando vemos que un paciente está medicado pero no responde de manera positiva, ya sea por un mal diagnóstico o porque el medicamento no es el correcto, evaluamos la posibilidad de realizar la cirugía”. 

Además, el médico señaló que este tipo de decisones se toman luego de evaluar los posibles riesgos para la vida de la persona.

“Antes de la cirugía, el paciente es sometido a una serie de exámenes en los que analizamos todas las condiciones médicas. Si determinamos que al operar la zona del cerebro en la que se encuentra la lesión podemos afectar otras funciones como la movilidad de alguna de sus extremidades, entonces no la realizamos”, agregó Freire Carlier.

Este procedimiento, aunque no elimina la totalidad de los síntomas de la epilepsia, los disminuye de manera significativa, permitiendo que la persona tenga una mejor calidad de vida.

Le puede interesar: Con robots, estudiantes resuelven problema de parqueaderos en la UIS

En el procedimiento participan diferentes médicos especialistas como neurólogos, neurocirujanos, neuropsicólogos, psiquiatras y radiólogos.

Hasta la fecha ya son 36 los pacientes, tanto nacionales como extranjeros, los que se han beneficiado de este procedimiento.

Un caso exitoso

Desde los tres años de edad Gibelis de León Torres, de 12 años y de procedencia panameña, sufría de convulsiones causadas por la epilepsia.

Aunque estaba medicada, desde los cinco años los medicamentos no le hacían efecto. Razón por la cual se convirtió en una candidata para ser sometida a la cirugía de epilepsia.

*Imagen publicada con la autorización de la madre de la menor. / Suministrada FCV. 

“En 2014, dentro de los estudios a los que se sometió, le descubrieron una lesión en el lado izquierdo del cerebro, en la región del lóbulo temporal, la cual tenía las características de un tumor de comportamiento benigno. Es decir, una masa que crece lentamente y que es la responsable, en este caso, de las convulsiones de la niña”, explicó Freire.

Lea también: Estimulación electromagnética: oportunidad para recuperar el habla

Luego del procedimiento, el médico aseguró que la menor tiene un 70% de probabilidades de “quedar librede las convulsiones”. Sin embargo, la menor continurá con la medicación por tres años más.

Por su parte, Argelis Torres, madre de la paciente, indicó que “ha sido una experiencia fantástica, aunque teníamos mucho temor. Sin embargo, el trato que hemos recibido por parte de los médicos, y la manera de explicarnos las cosas, hace que estemos confiadas”.

Publicidad
Publicada por: VALESCA ALVARADO RÍOS
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.