Lunes 27 de Noviembre de 2017 - 03:00 PM

Estudiantes santandereanos crean biofiltro para aguas residuales

Con el objetivo de reducir los niveles de contaminación de los ríos a causa de los vertimientos descontrolados, un grupo de estudiantes de Ingeniería Ambiental de la Universidad Santo Tomás, diseñó un filtro que mejora la calidad del agua.

Comparta este artículo ›

Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL
Estudiantes santandereanos crean biofiltro para aguas residuales
(Foto: Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL )

Como parte de un proyecto de investigación, un grupo de siete estudiantes de primero a quinto semestre de Ingeniería Ambiental, se dio a la tarea de diseñar un biofiltro para aguas residuales, con el cual se reducirían los materiales contaminantes que llegan a los ríos.

Este experimento beneficiaría a las personas que viven en veredas que no cuentan con sistema de alcantarillado y que se ven afectados por los altos índices de contaminación de dichos afluentes.

Lea también: Estudiantes bumangueses crean vaso biodegradable con gelatina

Aunque el agua que queda luego de la filtración no es apta para el consumo humano, pues aún tiene microorganismos que solo pueden ser combatidos y eliminados con materiales químicos, el impacto negativo al medio ambiente se reduciría a casi la mitad según explicó María Paula Ruíz Castro, una de las integrantes del equipo.

“La idea de este biofiltro es ponerlo en funcionamiento en lugares donde no hay acueducto y las aguas residuales no tienen ningún tipo de tratamiento, lo que genera un mayor índice de contaminación en los ríos”, señaló Ruíz Castro.

Lea también: Santandereana busca la cura del cáncer de seno triple negativo

Además, el biofiltro tiene un tamaño que permite dejarlo en espacios reducidos y lo único que se necesita es verter el agua en su interior y dejarla reposar.

Detalles del biofiltro

Este artefacto, cuya base es un botellón, fue creado con arena, grava, gravilla, tubos PVC, papel celofán, tela muselina, la cual tiene poros  muy pequeños que no dejan pasar contaminantes sólidos y carbón activado a partir de cáscaras de coco.

“Uno de los requisitos era no utilizar ningún tipo de químicos, por eso el agua no es apta para que las personas la consuman. Pero cuando se deja reposar, por aproximadamente media hora, los contaminantes se reducen de manera significativa, permitiendo regresar nuevamente el agua mucho más limpia al cauce del río”, agregó la estudiante. 

Lea también: Santander lidera técnicas híbridas de medicina nuclear en el Oriente Colombiano

Lo anterior, se debe a que la grava, gravilla y la tela funcionan como una especie de colador que retiene los sólidos del agua, incluyendo partículas de arena. Así, el líquido que sale afecta menos el ecosistema.

Los resultados

Luego de que el grupo de estudiantes realizara las pruebas de laboratorio, tomando muestras de agua de algunos de los afluentes de Girón, en Santander, determinaron que tras pasar por el filtro,  el líquido salía mucho más limpio.

“Los parámetros que se tienen en cuenta son el PH, turbidez, conductividad y sólidos suspendidos totales, todos ellos se redujeron en casi el 50%”, aclaró Ruíz Castro.

Lea también: Descubren once especies de fauna y flora en Santander

Los estudiantes esperan mejorar el biofiltro para que este pueda ser utilizado en dichas veredas y lograr como resultado un líquido apto para el consumo humano.  

Publicidad
Publicada por: VALESCA ALVARADO RÍOS
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.