Martes 16 de Junio de 2015 - 12:01 AM

Drones que cuidan miles de hectáreas de bosques

Se estima que en el año 2013, 120.933 hectáreas de bosques desaparecieron en Colombia.

Comparta este artículo ›

Los drones diseñados para preservar el medio ambiente pueden servir para fines muy distintos, incluso opuestos, pero igualmente benéficos. Si ya vimos cómo los drones permiten reforestar disparando semillas para aprovechar su potencial como plantadores a gran escala, también son idóneos para vigilar las prácticas deforestadoras que están diezmando la masa verde del planeta.

Porque si es importante plantar árboles, no lo es menos intentar por todos los medios que los bosques maduros no acaben despareciendo a golpe de sierra eléctrica, y los drones se han convertido en un gran aliado tanto para una cosa como para la otra.

En este caso, el diseñador no es un ingeniero, sino un estudiante de posgrado estadounidense, el culpable de que los madereros ilegales de la selva amazónica tengan un nuevo y temible enemigo.

¿Cuál es el objetivo?

Como es sabido, un dron es un avión no tripulado a pequeña escala, programado para realizar unas u otras acciones y dirigido de forma remota. Gracias a estos artilugios y a la iniciativa de este estudiante, la deforestación será una práctica más difícil de realizar en la clandestinidad.

El objetivo es claro: sorprender in fraganti a los delincuentes, capturar de forma visual la deforestación en tiempo real, dando oportunidad de detener la tala cuanto antes. Por lo tanto, no se trata tanto de ver cómo va avanzando el desastre a lo largo del tiempo, algo que también se puede observar gracias a información satelital.

Clandestinidad

Los drones aportan una información mucho más valiosa si el objetivo es detectar las actividades madereras y mineras ilegales mientras están produciéndose.

Ya son varios los campos que se están beneficiando de estos aviones no tripulados para luchar contra estas talas indiscriminadas y actividades mineras clandestinas.

Las sobrevuelan drones diseñados a la medida para ayudar vigilar grandes hectáreas, miles de hectáreas.

Hasta ahora, el modus operandi de los malechores era infalible, pues actuaban con tanta rapidez que era imposible de controlar.

El beneficio de los drones, los conservacionistas llevan alrededor de un año identificando con éxito dónde están ocurriendo las actividades con la suficiente celeridad como para detenerlos, al menos en las áreas protegidas. Básicamente, se han modificado unos aviones de aeromodelismo para que tengan “funciones de piloto automático sofisticados” con una inversión de 5.000 dólares, unos 10 millones de pesos colombianos.

Las imágenes que ofrecen son nítidas y se toman mediante una cámara Canon instalada en su interior, con la que puede capturar imágenes y seguir un itinerario de cerca de 17 km, marcado a través de un GPS.

¿Y en Colombia?

La deforestación en Colombia se encuentra principalmente en los extremos norte y sur del Pacífico y en el Piedemonte de los Andes y la Amazonia. Entre los años 2002 y 2007, 336.000 hectáreas de bosque fueron taladas al año en el país. La destrucción de los bosques de alta biodiversidad como los encontrados en la zona del Pacífico ha sido causa de la actividad ilegal de la producción de coca. Se estima que el año 2013, 120.933 hectáreas de bosques, desaparecieron.

En su orden de importancia las principales causas de la deforestación en Colombia son: la expansión de la frontera agrícola, la colonización, la construcción de carreteras, la construcción de infraestructura minera e hidroeléctrica, así como los efectos que causan la exploración petrolera y explotación, los cultivos ilícitos, el consumo de leña, los incendios forestales, y la producción de madera con fines comerciales. En la Amazonia se acumula el 57% de la pérdida de cobertura vegetal del país, principalmente en Caquetá, Putumayo, Meta y Guaviare.

Publicidad
Publicada por: ECOLOGÍA VERDE
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.