Martes 20 de Octubre de 2015 - 12:01 AM

5 reglas básicas para tener

Según los estudios, los detergentes domésticos convencionales representan un 20% de las causas de eutrofización, es decir imposibilidad de volver el agua potable.

Comparta este artículo ›

La capacidad del planeta tierra es sorprendente: tanto para soportar los daños causados por el hombre, como para producir al mismo tiempo lo necesario para mantener su subsistencia. Según las cifras, al año el hombre produce alrededor de 1300 millones, de toneladas de basura causando una toxicidad que afecta a su propia población y todo ser vivo. Así mismo, según información de ONG’s, se puede decir que nunca ha habido tanta hambre como comida alrededor del mundo al mismo tiempo. En conclusión, las actividades individuales han impactado la tierra severamente.

La cultura y el cambio de chip es un proceso que requiere tiempo para lograr una transformación de un problema que se convierte en colectivo por comportamientos que han sido netamente individuales. Para trabajar en ello, el ejercicio está en empezar desde el hogar, literalmente, creando conciencia del buen uso de los elementos, de los desechos y así mismo de los espacios.

Un hogar ecológico requiere un trabajo que traerá consigo resultados y beneficios que a corto y largo plazo se podrán comparar con un efecto bola de nieve, es decir, propiciar una solución a la problemática ambiental de la humanidad.

De esta manera desde la propia casa y entre los suyos, pueden empezar a participar en culturas de ahorro en pro del medio ambiente, así como una nueva dieta alimenticia aprovechando espacios como jardines, reciclando y reutilizando y por supuesto, promoviendo con sus vecinos su nuevo y beneficioso estilo de vida.

Según un estudio realizado por Amway, al año se pierden 24 mil toneladas de suelo fértil a causa de la contaminación, que posiblemente en un alto porcentaje venga del uso de químicos, jabones, aerosoles, empaques en su mayoría no biodegradables, etc.

A continuación se explicarán cinco reglas básicas que debe empezar a poner en práctica en su vida diaria para lograr un hogar ecológico.

Agua

* Lo ideal sería que usted aprendiera a bañarse en tan solo 5 minutos.

* Cierre la llave mientras se enjabona y afeita.

* En la cocina retire los residuos de los platos u ollas sucias. No los tire al drenaje.

* Remoje los trastes sucios. Cierre la llave mientras los enjabona y enjuáguelos rápidamente.

Reduzca el consumo eléctrico

* Aproveche al máximo la luz natural; encienda los focos sólo cuando los necesite y en lo posible que estos sean ahorradores.

* Utilice colores claros en techos y paredes, esto brindará luz natural a su casa.

* Desconecte los aparatos electrónicos que no esté utilizando y si usa pilas, que sean recargables.

* Detergentes: escoja aquellos que no hacen espuma para que se reduzca el ciclo de lavado. Ojalá con componentes naturales.

Consumo saludable

La canasta familiar es lo que más basura produce. La idea es reducir al mínimo el uso de productos desechables, así como elegir productos cuyos empaques se hayan hecho con materiales reciclados.

Reutilice las bolsas de plástico.

Consuma productos orgánicos. Tip: es un poco complicado encontrar en cualquier supermercado productos orgánicos. Pero usted puede utilizar su jardín como un gran agente en pro del medio ambiente: como primera medida algunos desechos orgánicos de la cocina pueden servir como potentes abonos para sus plantas. Entonces ya tiene dónde tirar aquellas cáscaras de naranja o banano y darle un gran uso. Por otro lado, allí usted puede tener cultivos como tomates y hortalizas, que perfectamente sirven para la alimentación familiar asegurando su producción natural.

Combustible

Gas: elija una estufa con encendido eléctrico o en lo posible una solar. Evite al máximo las fugas de gas y tape las ollas mientras cocina.

Transporte: trate de utilizar al mínimo su carro o moto, sólo si es necesario. Utilice el transporte público. Camine en distancias cortas y revise con regularidad su automóvil.

Basuras

Tenga claro que las basuras pueden ser orgánicas o inorgánicas. Las primeras de ellas suelen venir de origen animal o vegetal. Las otras pueden ser bolsas, empaques, envases de plástico, vidrio y papel.

Sepárelos de forma independiente. Sanitarios como papel higiénico, algodón, pañales, toallas sanitarias, preservativos, etc. Especiales como pilas, bombillos, productos electrónicos. Por otro lado envases de pegamento, pinturas, aerosoles, cosméticos, tintes y productos para vehículos.

En lo posible reutilice los envases que pueda. Un tip: ahórrese comprar una costosa botellas para el gimnasio. Un envase plástico de agua perdurará el tiempo necesario.

Publicidad
Publicada por: POR: JHOAN CALDERÓN B.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.