Martes 28 de Junio de 2016 - 12:01 AM

Aleje los mosquitos

El 95% del insecticida que usted aplica para ahuyentar mosquitos y otros insectos, puede tomar un rumbo distinto llegando a ríos, quebradas, agua, aire y hasta sus alimentos. Utilice repelentes naturales planeados por usted mismo.

Comparta este artículo ›

Ahora no se trata solo por la molestia del zumbido de un mosquito cuando pasa cerca a nosotros, o cuando acecha para picar a una persona. Se trata de un tema de salud, luego de presentarse numerosos casos de zika, chikunguña y dengue en el departamento.

El ahuyentar a los mosquitos se ha convertido en el pan de cada día, especialmente en las zonas rurales de la región. Se han tomado armas en el asunto, y las cifras de casos han mermado significativamente, pero las campañas de prevención siguen invitando a usar toldillo, lavar piletas, deshacernos de lo que permita que el agua se estanque por periodos prolongados; al uso del repelente y por supuesto a distintos métodos con tal de no permitir contagios ni nuevos casos.

Como publicamos en ediciones anteriores, los insecticidas son uno de los peores contaminantes para el medio ambiente. Aparte de estar dentro de un envase que muy pocos de ellos se pueden reciclar, su contenido es altamente tóxico cargado con químicos que al ser descargados, el 95% de ellos llegan a un destino diferente al buscado, incluyendo vegetales, animales, el mismo aire que respiramos, el agua, ríos, mares y alimentos. Los pesticidas con una de las causas principales de contaminación que contribuyen a la contaminación atmosférica.

Lo mejor que usted puede hacer es ahuyentar mosquitos empleando trucos que eviten el uso de estos productos, para mantener a raya a los insectos y así evitar picaduras, no solo de los zancudos, sino también de moscas, abejas, avispas, etc.

Estos se pueden aplicar dentro del hogar o en el exterior, en su propio jardín o en cualquier espacio al aire libre. Son prácticos y sencillos.

Elija la planta indicada

Una buena planta puede ayudar en la decoración del hogar, pero también juega un papel importante al momento de atraer o alejar insectos. Es clave que las ponga en lugares como ventanas, cerca a una puerta, o a las rejillas del aire. Es de buena elección si tiene una o varias como salvia, albahaca, lavanda, basilisco, caléndula, jazmín, menta, entre otras. Revíselas constantemente y esté pendiente que no tenga agua estancada en sus macetas. Preserve su aroma sin añadir insecticidas, abrillantadores o fertilizantes químicos.

Apague las luces

Sí, es un tema que debemos tener en constante uso por las varias ventajas que tiene el ahorrar energía: ahorramos agua, contaminamos menos, ahorramos en nuestro bolsillo, etc. Especialmente si es de noche, seguramente los insectos se acercarán a donde vea cualquier destello de luz en busca de calor y particularmente comida, es decir, de usted. Al apagar las luces los ahuyentará y un consejo práctico para una mayor efectividad, encienda velas aromáticas que actúen como repelente.

Repelentes naturales

Hablando de plantas, podemos hacer repelentes con ellas mismas, agregando uno que otro ingrediente de más como tomillo, canela, comino y eucalipto. Hay dos formas de hacerlo, frotando en la piel, teniendo cuidado y vigilando posibles alergias o extrayendo una especie de aceite, luego mezclarlo con agua y esparcirlo por nuestro espacio. También sería buena idea mezclar dicho aceite con una crema hidratante, algún tipo de aceite vegetal, para así evitar la aplicación directa sobre la piel.

Las velas de citronela o de cualquier otro aceite esencial de plantas con propiedades repelentes, son excelentes para ahuyentar insectos. Si quiere reforzar el efecto, añada ajo y cebolla picada junto a medio limón, así como pequeños cuencos con vinagre y zumo de limón.

A los amantes de la artesanías, pueden hacer antimosquitos en forma de pulseras, con aceites naturales, son más cómodas y prácticas.

Ventiladores

Un arma infalible en contra de los mosquitos, moscas y otros insectos, son los ventiladores. El aire resulta incómodo para volar y la cosa se les pone difícil. Puede pensar en poner un ventilador en el techo, uno de pié que dé hacia donde usted se encuentra o de mesa para las horas de estudio.

Revise constantemente

Siempre es mejor prevenir que lamentar. Desde los lugares más simples y pequeños, hasta unos grandes y donde se pueda acumular agua; puertas y ventanas, y hasta posibles rendijas. Evite a toda costa que agua y comida estén tiradas por ahí. Así mismo, si va a ir al jardín, prevéngase con un repelente. Puede añadir una cortina de tela en las ventanas de la casa para que se convierta en un coladero para los moscos. Rocíe con los repelentes naturales su espacio, para ahuyentar posibles intrusos.

Rafael Villabona.

Experto en temas embientales.

“Hay especies que producen sustancias que ayudan a repeler principalmente los mosquitos y los zancudos. Son sustancias que las plantas expiden, que son, por decirlo de algún modo, nocivas para estos insectos y a su vez actúan como especies aromáticas”, enseña el experto, quien a su vez indica que en Bucaramanga una planta muy conocida es la llamada Galán de la noche, que en horarios nocturnos suelta un aroma particular. Por otro lado, de día está el Cadmio. También es conocido el Jazmín del embarcadero, que se utiliza de forma ornamental y para producir aromas. Estas plantas usted las puede cultivar en su hogar en jardines y espacios amplios. Recomendada para el hogar, el Penitente es una especie de berbenacea con una flor morada atractiva.

“El problema con los insecticidas principalmente es que aportan al proceso de contaminación y que hoy en día por su uso, los insectos han creado cierta resistencia. El químico y el proceso contaminante que ejercen los insecticidas se suma al Go2 de los hidrocarburos, es decir, de carros y motos”, culmina Villabona.

Publicidad

Publicada por: POR: JHOAN CALDERÓN B.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.