Martes 12 de Julio de 2016 - 12:01 AM

Macetas originales

Atrévase a ponerle color y vida a su hogar trabajando con plásticos, latas, cazuelas que ya no usao, botas de agua, zapatos viejos, sillas, carretillas, muebles y muchos artículos más. Allí estos objetos pueden hacer germinar sus semillas logrando un jardín maravilloso.

Comparta este artículo ›

Reciclar se ha convertido en tendencia por las diversas campañas y la concientización de la gente en pro de la mejora del estado del medio ambiente del planeta. Una de esas formas es simplemente reciclando: separando basuras y dando uso y segunda oportunidad a aquello que en algunos casos pensamos que no puede volver a ser utilizado.

Cualquier implemento que arroje a la basura en su casa puede tener una doble función y una oportunidad más de utilidad sin importar su forma, tamaño o uso inicial. Sirven desde unas botas o zapatos viejos, tarros, materiales en plástico, recipientes de cocina o aseo, así como elementos que dándoles una mano de pintura o un pequeño arreglo, vuelven a vivir.

Diariamente a Bucaramanga llega un aproximado de 200 toneladas de material reciclable. Más del 90% de esa montaña de “basura” tiene un doble propósito. Basta con descubrir qué objetos se pueden reciclar y conseguir los mejores resultados. No es necesario dedicar largas jornadas o días para transformar un objeto, pues con una pequeña idea se puede lograr una gran diferencia.

En esta publicación les recomendaremos un trabajo sencillo con propuestas originales que permiten lograr efectos únicos. El jardín siempre va a ser el lugar favorito de las visitas y un sitio que puede mostrar y lucir, así que hay que aprovecharlo, prácticamente sin gastar dinero.

El límite en decoración para lugares exteriores o aquellos donde usted prefiera ubicar sus creaciones, lo pone usted mismo. Lo suyo es lograr que las ideas florezcan y recoger frutos de admiración.

Mayra Álvarez, decoradora de interiores y amante de la artesanía, dará ciertas recomendaciones a la hora de empezar un proyecto. La experta recomienda trabajar con materiales naturales, especialmente pegamentos, pinturas, entre otros. También, que cuando se empiece un proyecto, la meta es terminarlo: “en estos casos el entusiasmo es la fuerza para que nuestro plan sea exitoso”, recomienda Álvarez.

Recomendaciones

Un teclado de computador viejo, es perfecto. Introduzca abono y tierra, luego siembre la planta que desee, aunque se recomiendan mini plantas que puede encontrar en viveros.

Las macetas de barro rotas, por otra parte, son una tentación para mentes creativas. Básicamente, se trata de aprovechar el trozo roto para crear un inesperado mundo en miniatura, como si fuese un terrario.

Si quiere darle una segunda mano a las botas pantaneras, es realmente sencillo, y el resultado no puede ser más llamativo. No tiene que ponerlas juntas, pero algo que si la experta recomienda es que tenga en cuenta las características de la planta y el color de la bota. ¿Dónde colocarlas? Aunque sean unas botas, perfectamente pueden estar colgadas sobre una pared y, cómo no, también junto a la puerta, a modo de bienvenida.

Al igual que con el resto de materas, haga unos pequeños agujeros para garantizar el drenaje. Su material nos ahorra tener que forrarlas. Será suficiente con llenarlas de tierra y plantar esas semillas, plantones o plantas. Difícilmente encontraremos una idea más fácil de implementar.

Mayra alejandra álvarez díaz.

Decoradora de interiores y experta en artesanía y manualidades.

“Quiero empezar diciendo que la artesanía y la manualidad siempre van a tener un valor emocional en los hogares: ya sea porque recordamos el uso que nuestras abuelas les daban a ciertos artículos que ya no usaban, o por ser tradición en nuestra tierra. Por otro lado, porque hay elementos que nos traen ciertos recuerdos y bueno, darle utilidad sobre todo en temas de decoración, es algo que llena de satisfacción con resultados únicos”, dice la experta.

Mayra señala que trabajar con artículos viejos son sus favoritos pues al sembrar una planta y dar vida a un espacio, siente que le está devolviendo a la naturaleza. Por eso, el uso de zapatos viejos en la jardinería se ha vuelvo muy tradicional. Así como las latas de leche, las botas pantaneras que tal vez accidentalmente se rompieron, o hasta esos jeans que ya no vamos a usar más, pueden ser perfectas macetas para futuras plantas. Son materiales resistentes y poco convencionales, como señala ella. Por otro lado recomienda que en los ajustes que se puedan presentar o al momento de la decoración, se trabaje con materiales como fique, pegante natural, pintura sin tóxicos, evitar el uso de aerosoles y por supuesto evitar las quemas. “Todo tipo de artículo tiene siempre un uso más. Mujeres, por ejemplo ese bolso viejo que ya no tenemos con qué combinarlo y es momento de cambiarlo, ya viene con un estilo, ya tiene todo lo indispensable para ser una excelente matera. Basta con elegir una planta perfecta y ubicarlo bien sea en el piso o aprovechar las manijas para ponerlo en un lugar alto”.

Publicidad
Publicada por: JHOAN CALDERÓN B.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.