Martes 26 de Julio de 2016 - 12:01 AM

Mitos falsos en la ecología

No es bueno guiarse por pensamientos erróneos referente a la ecología porque podríamos cometer errores que no tienen reverso. En este artículo le aclaramos algunas dudas y entenderá si las costumbres que tiene en torno a la ecología están bien o mal desarrolladas.

Comparta este artículo ›

Como en otros muchos campos, también en el de la ecología existen los llamados “falsos mitos”. Creencias populares que se llevan a cabo pensando que estamos haciendo lo mejor para el planeta y que acaban siendo inciertas. Hoy les contamos por qué son falsos o no del todo ciertos.

¿Reciclar consume más energía de la que ahorra?

Es cierto que hay que utilizar cierta energía en el proceso del reciclaje. Maquinaria, equipo, transporte, productos, entre otros. Pero si se hace y se anima a la sociedad a hacerlo, es porque compensa claramente. La energía utilizada para fabricar nuevos productos a partir de materias primas es diez veces superior a la energía consumida por los servicios de reciclaje en su total, incluido el proceso completo y el transporte. Al reciclar, según estudios, se recortan hasta un 95% los gastos de energía que si los comparamos, por ejemplo, con la energía necesaria para hacer aluminio.

¿Los carros eléctricos son la solución?

Los defensores de los contaminantes automóviles por gasolina a veces llegan a esta reflexión que, sin embargo, es totalmente falsa. Por supuesto que hay electricidad suficiente para alimentar a muchos más coches eléctricos de los que existen en la actualidad. Aunque en Colombia apenas se está incursionando en este nuevo tipo de vehículo, en algunos países europeos son pioneros en generación de energía eólica, lo que los hace perfectos para reemplazar sus viejos carros por eléctricos.

¿Enviar un e-mail, contamina?

Parece que cuando enviamos e-mails o realizamos tareas con el computador sólo estamos utilizando la energía eléctrica que éste consume, pero esto no es así. Cada vez que nos conectamos y utilizamos Internet, toda una industria se pone en marcha y esto envía cantidades de dióxido de carbono, CO2, a la atmósfera. Por ejemplo, un e-mail enviado a una sola persona, supone una emisión de 19 gramos de CO2 a la atmósfera. Este estudio cuenta también la energía que consume el ordenador para el envío de este e-mail, la energía del receptor y los servidores que se ocupan de guardar los mensajes. Veinte correos electrónicos diarios en un año, equivale como si condujera durante 1000 kilómetros en un carro.

¿Las botellas de vidrio contaminan menos?

Por todos es sabido que la utilización de botellas de plástico es muy malo para nuestro planeta, por la naturaleza del material. Sin embargo, esto no quiere decir que las botellas de cristal son las que menos contaminen. El proceso de fabricación y de reciclaje de una sola botella genera 354 gramos de dióxido de carbono, algunas botellas de plástico emiten sólo en total en el mismo proceso 143 gramos. Además, el vidrio no se descompone hasta después de 4.000 años.

¿Es mejor dejar un computador encendido que apagarlo y encenderlo a las pocas horas?

Antiguamente, con los grandes ordenadores de mesa y lo que les costaba arrancar a los discos duros, sí era así. Se gastaba mucha energía en el proceso de arranque. Hoy en día la tecnología ha mejorado en este aspecto y ya no tenemos que dejarlos encendidos, por lo cual lo más conveniente es apagarlos cuando no los utilice, especialmente si tiene un portátil. Nunca salga de casa dejándolos encendidos y mucho menos con el cargador conectado a la corriente eléctrica.

El diesel contamina menos que la gasolina

No es cierto; de hecho la utilización de diesel está prohibida en muchos países porque emite unas finas partículas cancerígenas. Al final, un motor diesel es peor para la salud que uno de gasolina. La solución es pasarse al vehículo eléctrico y usar más a menudo el único transporte que no deja huella ambiental: la bicicleta.

Rafael Villabona Castillo.

Experto y Asesor en Conceptos Técnicos Ambientales.

El experto explica que una de las grandes soluciones ambientales es contribuir y seguir reciclando, con el pensamiento vivo de que se hace un excelente ejercicio ambiental, puesto que, en todos sus aspectos, cualquier proceso tipo químico y ecológico se convierte en una carga alta para la naturaleza: “todo es un ciclo y un ejemplo es que las plantas y cualquier tipo de ser vivo tiende a reciclarse. Es decir, su proceso es nacer, crecer y morir. Este final se incorpora al suelo como elemento natural vivo de compuestos bióticos y abióticos, devolviendo a la naturaleza lo que genero en sí misma”. El experto invita a que como en los países industrializados, en Colombia también se siga trabajando en el reciclaje, empezando por el hogar en todos los aspectos físicos y biológicos. Todo esto contribuye a que nazcan las tecnologías limpias que son aquellas que buscan hacer el menor daño ambiental, ante cualquier recurso natural.

Por otro lado, Villabona explicó que cada vez que se apaga y prende el computador, hay una sobrecarga eléctrica, pero que ambientalmente tener un recurso abierto permanentemente genera más consumo y por ende más contaminación. “Lo ideal es optimizar el recurso. Es como cuando nos bañamos: antes utilizábamos el agua en forma indiscriminada. Hoy en día por distintos factores ecológicos y económicos, la cultura nos invita a cerrar la llave mientras no la estemos utilizando. El medio ambiente se ve afectado y por ende nuestro bolsillo sufre consecuencias”.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.