Martes 04 de Septiembre de 2018 - 02:50 PM

Filtros Verdes: un ‘salvavidas’ de los recursos hídricos en Santander

Gracias a una iniciativa liderada por la Fundación Humedales, en Bocas del Carare la comunidad implementó un sofisticado sistema que limpia en un 90 % las aguas residuales que caen al río, con el fin de ayudar a su conservación.

Comparta este artículo ›

Ayudar a limpiar las principales fuentes hídricas del país y conservar las especies que hacen parte de ella, es la misión de la Fundación Humedales, desde 2013.

Es por ello que por medio de la implementación de filtros verdes, esta organización hace un tratamiento de las aguas residuales que se producen en la comunidad y en las actividades agrícolas, para que caigan hasta un 90 %  menos contaminadas al cauce de los ríos.

Lea también: Palomas en Santander: las aves que conviven en armonía con el hombre

Por tal motivo, esta idea fue puesta a prueba en Bocas de Carare, Puerto Parra, Santander, con ayuda de la comunidad, en el marco de un proyecto que le apuesta a convertir este punto en un destino ecoturístico de la región, a la vez que mejora las condiciones de vida de sus pobladores y la calidad de los productos piscícolas que comercializan.

¿Qué es el Filtro Verde?

Este ingenioso sistema, de bajo costo y que no genera afectaciones ambientales, consiste en la construcción de una serie de canales largos, angostos y de poca profundidad, por los cuales pasan las aguas residuales.


Luego de esto, y con la ayuda de plantas macrófitas, como el buchón, la enea y el junco, dichas aguas empiezan un recorrido en el cual quedan libres de aceites, grasas y sedimentación, para desembocar finalmente en las quebradas, ríos, lagunas o estructuras de almacenamiento.

Gracias a este método, se elimina entre el 80 % y 90 % del material orgánico y entre el 60 % y  70 % de nutrientes de las aguas residuales, disminuyendo el impacto ambiental generado sobre el río Carare, que además recibe las aguas del río Magdalena.

Lea también: Accesorios ecológicos: moda, belleza y cuidado del medio ambiente

Otra de las ventajas, es que combate el crecimiento desmedido de plantas acuáticas en los ríos y lagos, debido al exceso de nutrientes que transportan las aguas residuales que no son tratadas.

Lo anterior, genera una disminución significativa en los espejos de agua del país y pone en riesgo a algunas especies.

¿Por qué es importante?

Uno de los aspectos a destacar de este proyecto, es que cuenta con el apoyo de la comunidad, que es la encargada de supervisar su funcionamiento diariamente.


Además, protege las fuentes de agua, generando un impacto ambiental, social y económico, mientras que este punto de Santander se convierte en modelo a seguir en otras zonas ribereñas del país.

Le puede interesar: Paso a paso para que siembre sus alimentos en casa

Un proyecto para replicar

Felipe Valderrama, coordinador general Proyecto Filtros Verdes, Fundación Humedales.

¿Cuál es el papel de la Fundación Humedales en este proyecto?

La Fundación fue la encargada de iniciar con las actividades de construcción de filtros verdes en Colombia y Latinoamérica bajo el Programa de Agua Limpia para el Mundo, financiado por una empresa alemana llamada Karcher, la cual es organizadora de la red de lagos ‘Living Lakes’. Con ellos, empezamos un proyecto internacional para la protección de las cuencas hídricas y somos los responsables del planteamiento técnico y de la ejecución del Filtro Verde en Bocas del Carare.

¿Por qué implementaron el Filtro Verde en Bocas del Carare?

Porque es una comunidad con la que ya habíamos hecho contacto. La Fundación estaba trabajando desde hace varios años en un proyecto de protección del bagre y de gestión de recursos hidrobiológicos de peces del Magdalena. Bocas del Carare ha sido una región bastante golpeada durante muchos años y aún así, su comunidad fue muy receptiva, se organizó rápidamente y demostró su interés por trabajar y crecer.

Lea también: Secretos de un jardinero en Bucaramanga

¿Cómo se beneficia la comunidad?

La Fundación ha pensado en este territorio como un modelo para ejemplificar lo que se debe hacer y de qué manera, para conseguir un desarrollo sostenible de las comunidades ribereñas. Queremos mejorar las condiciones sanitarias con el tratamiento del agua y generar un cambio estético, a la vez que estamos apostando por la construcción de la sede de la Asociación de Pescadores. Haremos todo lo posible con cosas de alta replicabilidad para solucionar los problemas de las comunidades ribereñas de todo el país.

Lea también: La batalla por salvar del peligro de extinción a rana de Colombia

¿Qué esperan a futuro?

Seguir trabajando para que Bocas del Carare sea un ejemplo a seguir y que puedan desplazarse a otros lugares para hablar de su experiencia. Más allá de ofrecer una tecnología y planteamientos concretos, queremos decirle a los colombianos que hay alternativas para mejorar los problemas ambientales a largo plazo y que pueden ser manejados y sostenidos por comunidades de escasos recursos.

También estamos encaminados a la potabilización del agua en estas zonas ribereñas.

Un nuevo comienzo para una comunidad olvidada

Convertirse en un destino ecoturístico es el sueño de la comunidad de Bocas del Carare, que por años ha sido foco de la violencia.

Es por ello que este proyecto se convierte en una de las alternativas que les ayudará a mejorar las condiciones de su territorio, promoviendo la llegada de turistas nacionales y extranjeros.

“Este filtro nos beneficia mucho porque nosotros le estamos apuntando al ecoturismo y esto nos da una nueva luz para avanzar en ese sueño.  Además, somos una comunidad pesquera y entendemos que si el río está limpio, nuestro pescado será más rico y las personas que nos visitan lo consumirán con más confianza”, explicó Kelly Vanessa Cuervo, habitante de Bocas del Carare quien hace parte de esta iniciativa.

La mujer también señaló que este proyecto debería ser implementado en todas las zonas ribereñas del país como un aporte a la conservación de los recursos hídricos.

Lea también: Ave invasora amenaza especies endémicas de Santander

“El Filtro Verde hace que juntos estemos creando un ambiente un poco más limpio para nosotros mismos y para los demás. Sería bueno que todas las comunidades cerca de los ríos pudieran tener este filtro, ya que hará que las aguas residuales caigan al cauce un 90% más limpias. Es un porcentaje significativo y así tendremos aguas más limpias y las personas lo disfrutarán con más confianza y alegría”, concretó.

*Animación: Juan Carlos Acosta Villamizar. 

Publicidad
Publicada por: VALESCA ALVARADO RÍOS
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.