Martes 24 de Abril de 2018 - 12:01 AM

Las industrias colombianas están integrándose al IIoT

Con más de 33 millones de colombianos conectados a internet y más de 323.265 empresas registradas en el país, Colombia está preparada para avanzar en el camino de la industria inteligente.

Comparta este artículo ›

Aunque no terminamos de acostumbrarnos a que el IoT (Internet de las Cosas) ya es una realidad porque en el país muchos hogares ya no pueden quedarse sin servicio o perderían la posibilidad de monitorear las cámaras de vigilancia desde su celular, o enfrentarían el ”terror” de quedarse sin Netflix, muchas industrias colombianas ya han dado los primeros pasos hacia la implementación del IIoT en sus plantas con miras a optimizar su productividad y a generar grandes ahorros.

“El país va por buen camino rumbo al IIoT (Internet Industrial de las Cosas), pues la digitalización de las empresas, que es el primer escenario para llegar a la automatización total, ya se está dando. La tecnología y los estándares ya existen y la implementación no es el tema más complejo”, asegura el ingeniero Nelson Farfán, RCDD, CALA District Vice Chair BICSI, asociación global que impulsa la comunidad de tecnologías de la información y la comunicación”.

Interconexión

Partiendo de la premisa de que la convergencia en interconexión, actividades, productos y servicios hacen parte ya del diario vivir a nivel consumer, la industria del país ya está siguiendo este mismo camino que depende de una conectividad segura, inalterable e interoperable para funcionar de manera óptima.

Según Pablo Marrone, arquitecto de soluciones para Latinoamérica de Cisco, “es por eso que es tan importante proyectar y fortalecer en el país las redes de transporte que son la plataforma natural para lograr esa conectividad, escalable y segura (extremo a extremo), y sobre la cual tendrá que operar una capa que se ocupe de extraer datos de los dispositivos IoT, para moverlos eficientemente a las apps y a los dispositivos finales”.

Para Marrone, la gran ventaja que traerá el internet de las cosas en la industria será el proporcionar un nivel de información y capacidad de análisis de datos que reportará tres grandes beneficios frente a la forma tradicional de operar una industria.

Competitividad

“El primero de ellos es la reducción de las paradas de planta, programadas o no programadas. El segundo es el incremento de la productividad y el tercero es la evolución para mantenerse competitivos en un entorno cada vez más disruptivo, generado por nuevos jugadores en el mercado”, enfatiza Marrone.

Para Nelson Farfán, otro de los recursos que la industria colombiana debe provisionar para dar el siguiente paso en la adopción del IIoT es la capacidad de cómputo y evaluar la operatividad de sus centros de datos, porque además del procesamiento es necesario tener una capacidad distribuida con el fin de racionalizar los tiempos de repuesta y el ancho de banda consumido.

Simultáneamente, y cada vez más, se ve la irrupción de XaaS, (X as a service), un nuevo tipo de servicios en la nube que ofrece un solo paquete para el consumidor, y está diseñado para reemplazar los tradicionales productos informáticos, de modo que partes de la industria pasarán a depender de una o varias nubes pertenecientes a uno o más proveedores.

Congreso para debatir

Con la participación de los más importantes jugadores del mercado tecnológico, este tema de tendencia tendrá un amplio debate en el marco del décimo Congreso Andino de BICSI que se llevará a cabo entre el 16 y 17 de mayo en el escenario de El Cubo en Bogotá, un encuentro académico y comercial que ayudará a trazar y edificar las pautas, la cultura y la implementación de este inminente tren tecnológico que cambiará para siempre las estructuras físicas y organizacionales de la industria colombiana.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.