Lunes 03 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

Un brazo robótico para los niños en la escuela

Acercar la robótica a los niños y descorchar ese mundo de posibilidades es el objetivo de Ebotics, la única empresa española presente este año en el pabellón de “start-ups” de la Internationale Funkausstellung Berlin, IFA, la mayor feria de electrónica de consumo de Europa.

Comparta este artículo ›

El pequeño brazo robótico, huérfano de adornos, agarra con su pequeña mano un vaso de plástico marrón y, siguiendo las órdenes que se le envían desde un mando a distancia, vierte algo de agua sobre una pequeña maceta dispuesta justo a su lado, ante la mirada curiosa de un par de asiáticos.

La escena tiene lugar en el puesto de Ebotics, un pequeño rincón del pabellón 26 de la mastodóntica IFA, una cita ineludible del sector tecnológico en el que, hasta el próximo miércoles, más de 1.800 empresas de todo el mundo exponen sus últimos dispositivos, apuestas y proyectos.

La empresa comercializa por un lado kits de robótica con distintos niveles de complejidad, así como componentes, y por otro cuelga en su página web proyectos para estimular a los que quieren introducirse en este mundo.

“Un componente electrónico puede no parecer especialmente atractivo a primera vista, pero la robótica puede abrir un mundo de creatividad”, explica a Efe Nolwenn Le Querré, responsable de Marketing de Ebotics.

La empresa se inspira en el lema “hazlo tú mismo” y está convencida de que la robótica educativa “tiene un gran futuro”.

Sus productos más básicos se dirigen a niños y niñas a partir de siete años, indica Le Querré.

“La idea es tener productos para todos los niveles de la robótica educativa. Desde los más básicos para personas que se inician en este mundo, hasta lo casi profesional”, explicó el directivo de la empresa.

Publicidad
Publicada por: EFE
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.