Martes 31 de Octubre de 2017 - 10:26 AM

Este anuncio de las candidatas a Miss Universo de Perú conmovió al mundo

Las 23 aspirantes de Miss Perú, evento realizado el fin de semana, sorprendieron al mundo al cambiar el protocolo. Una a una se presentaron ante el público con su nombre y cambiaron las medidas por cifras de violencia contra la mujer en ese país.

Comparta este artículo ›

“Mi nombre es Camila Canicoba y represento al departamento de Lima. Mis medidas son: 2.202 casos por feminicidio reportados en los últimos 9 años en mi país”, dijo la primera candidata.

El público guardó silencio unos segundos y luego se escucharon algunos gritos. Pero las candidatas siguieron: “Mi nombre es Karen Cueto y represento a Lima. Mis medida son: 82 feminicidios y 156 tentativas en lo que va del año (...) Mi nombre es Melody Calderón y represento a La Libertad. Mis medidas son: el 81 por ciento de agresores a niñas menores de 5 años son cercanos a la familia”.

Poco a poco los aplausos y ovaciones se hicieron más fuertes.

Luego de las 23 aterradoras cifras el presentador del certamen, Cristian Rivero, explicó que el concurso quería dar -en cada una de sus secuencias- un mensaje para rechazar la violencia contra la mujer.

Lea también: Esta Miss Universo declaró que quiere ser gorda

“No queremos un país con más violencia. No solo se trata de estas 23 mujeres. Se trata de todas las mujeres que tienen derecho y merecen respeto. No más violencia. Este es el mensaje de este Miss Perú”, dijo el animador, en declaraciones recogidas por el diario El Comercio.

Incluso la presentadora del evento, Lady Guillen, apareció en el escenario mientras detrás suyo se proyectaba su rostro golpeado. La mujer denunció hace tres años que su entonces pareja, el cantante Rony García, la maltrataba.

Publicidad
Publicada por: COLPRENSA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.