Miércoles 12 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

Ya no estamos solos

Con la explosión en la oferta de asistentes personales, los dispositivos inteligentes que funcionan como robots para brindarnos información básica como clima, tráfico, agenda o búsquedas en internet, entre muchos otros servicios, ya nunca más nos sentiremos solos. Aunque los más famosos como Alexa, Google Assistant y Siri hablan de las fuertes políticas de privacidad y seguridad en sus dispositivos, antes de comprar uno deben analizar sus beneficios y riesgos muy bien para tomar una decisión informada. El sentirse acompañado puede afectar seriamente nuestra privacidad.

Con el nacimiento del Internet de las cosas, hoy tenemos además de los asistentes personales, luces inteligentes, neveras y hornos inteligentes, baños inteligentes, juguetes inteligentes y hasta seguridad inteligente en nuestros hogares. Cuando nos referimos a un “dispositivo inteligente”, estamos hablando específicamente de estar conectado a internet y tener la capacidad de recolectar información para ser enviada a nuestros dispositivos, así como también al respectivo fabricante. Aquí es donde debe nacer nuestra preocupación. ¿Qué es lo que los dispositivos electrónicos “inteligentes” saben y comparten acerca de nosotros? ¿Sabemos con quién lo comparten? ¿Lo hemos autorizado previamente?

Dos periodistas del portal ‘Gizmodo’ decidieron hacer un experimento al conectar alrededor de 20 dispositivos inteligentes en un hogar y monitorear qué tan frecuente y qué tipo de información compartía con los respectivos fabricantes. Dentro de los hallazgos más importantes encontraron que reciben información desde qué tanto dormimos, nuestros hábitos de higiene personal, horas de llegada y salida del hogar hasta qué vemos en televisión. Sus hallazgos, publicados en el portal y en TED.com, nos invitan a que antes de comprar estos productos entendamos qué tanta privacidad estamos cediendo, así como qué tan fáciles son estos dispositivos de usar, pues nuestra información seguramente terminará en manos de Apple, Amazon o Google. Personalmente, me atrae tener un asistente personal, pero no que estos dispositivos puedan monitorear lo que hago en casa. Me uno a la conclusión de los periodistas investigadores: ¿Cuál es realmente el producto, ¿el dispositivo o nosotros?

Publicidad
Publicada por:
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.