Lunes 02 de Abril de 2018 - 12:01 AM

HAGASE OIR

¡Yo permanecí en Mi Padre y el Padre permaneció en Mí!

Comparta este artículo ›

Millones de personas en la actualidad se llaman cristianas, pero pocos piensan sobre qué significa la Resurrección.

Jesús de Nazaret hace 2000 años dijo: “Mi Reino no es de este mundo”. (Juan 18, 36). Y continuó diciendo: “En la casa de Mi Padre hay muchas moradas; si no, os lo hubiera dicho”. (Juan 14,2). Entonces ¿por qué tantas personas que se autodenominan cristianas no se comportan en vida, de modo que al fallecer puedan recorrer el camino hacia las moradas celestiales?, ¿quizás porque existe la creencia generalizada de que la absolución del cura es el pasaporte directo al cielo?, ¿tal vez porque san Pablo dijo: con la sola fe basta?

Lo cierto es que la fe activa, es decir la fe que es realizada en la vida diaria según los Diez Mandamientos de Moisés y el Sermón de la Montaña de Jesús, es la que nos conduce a través del esfuerzo diario a las cercanías de Dios.

Cristo desea resucitar en nosotros, pero Su fuerza sólo puede incrementarse y sernos de ayuda si nos esforzamos en vivir según los Mandamientos de Dios y Sus enseñanzas, para que como Sus hijos puros podamos regresar a las moradas que Dios nuestro Padre eterno tiene preparadas para nosotros, a Su Reino que no es de este mundo. Eso es el verdadero cristianismo.

José Vicente Cobo Román

Valores femeninos

Las damas de este solar nativo tienen el esplendor, la delicada fortaleza y ese tinte de ternura que ostentaban las mujeres bíblicas. Doña Amira Navas de Chacón perteneció a las doncellas que formaron el abanico de las grandes mujeres del ayer, en la Bucaramanga decimonónica de finas tradiciones; esposa del irremplazable amigo Jorge Chacón Capriotti, caballero de corte inglés, como quien dice un club-man. Paz para su tumba.

Julio Valdivieso Torres

Ciclismo igual suicidio

en Colombia

Practicar el ciclismo como deporte o utilizar la bicicleta como medio de transporte es un suicidio.

Las entidades ambientales están adelantando campañas para incentivar el uso de este aparato para disminuir la contaminación atmosférica. Lejos están en lograrlo.

De una parte las vías para el desplazamiento de los pedalistas son peligrosas, sumado al intenso tránsito automotor y a la falta de consideración y respeto de algunos conductores de vehículos hacia los ciclistas.

Diariamente nos enteramos de muertes y lesiones de deportistas ocasionadas en accidentes de tránsito en las vías del país. En otras latitudes existen ciclorrutas en las ciudades y en las carreteras lo cual hace que esta actividad sea segura.

A numerosos ciclistas fueron hurtados sus velocípedos y demás pertenencias, con riesgo para su vida e integridad personal.

Recientemente el campeón colombo-español Óscar Sevilla fue atracado y lesionado en Bogotá durante un entrenamiento previo a una prueba en Europa.

Fue justa la protesta realizada por ciclistas bumangueses el 23 de marzo frente al CAI de Morrorrico, ante el incremento de hurtos registrados en el área metropolitana de Bucaramanga. Ojalá las cosas mejoren.

Manuel García León

Peligrosidad desde

el pulpito

Luego de asistir a ceremonia litúrgica en la capilla del Mercado Campesino, de la Mesa de Los Santos, el pasado domingo, en horario de las 10 a.m. pude escuchar de boca del sacerdote en su intervención conceptuando en política, direccionando a los fieles a NO respaldar una filosofía política.

Es difícil entender cómo se critica a unos sectores por su injerencia partidista, pero aceptamos los pronunciamientos de un clérigo, en plena homilía.

El panorama nacional está bien candente y no es de buen recibo que desde un pulpito se fomente la desunión y se estigmatice un sector político.

La reflexión y espiritualidad, lo mismo que la religiosidad, no se deben contaminar, aprovechándose de devoción de nuestro pueblo.

Héctor Hernández Mateus

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.