Sábado 12 de Mayo de 2018 - 12:01 AM

HAGASE OIR

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Comparta este artículo ›

Vuelve el tren

Siempre que llego a una ciudad del exterior me fijo en el tren, con la nostalgia de lo que pudo haber sido y no fue. En Colombia, con cantidad de rieles tendidos, los señores de las mulas dañando las carreteras despiadadamente, el país necesitando un transporte barato y nada que se deciden a activar el tren.

Cómo sirviera hoy la locomotora llegando a tantos municipios, con un transporte barato, serio y seguro. El tren que salió antier llevaba en sus planchones el equivalente a la carga de 13 tractomulas.

Qué gran economía registra ese transporte y aquí desmontaron los ferrocarriles, para darle gusto a una minoría, que hace poco paró el país con una huelga, y el Gobierno no sabía qué hacer, teniendo ahí en el suelo los rieles y carbón en las minas, es como: “Morirse de sed al pie de la fuente”.

Julio Valdivieso Torres

Movilidad

A mediados de marzo, la dirección de tránsito se pronuncio sobre los motivos de la poca movilidad en las calles de la ciudad, pero a mi parecer se dejaron de mencionar algunos tópicos que pueden mejorar la movilidad, los cuales me permito enunciar:

1. Falta de coordinación en la red semafórica de la ciudad. No es posible que una calle como la 45 con 33 de paso, y en la otra cuadra 45 con 29, el semáforo esté en rojo. Así en muchas calles y carreras de la ciudad.

2. El desorden existente en las calles, las cuales se han convertido en parqueaderos públicos.

3. Establecer paraderos obligatorios para buses municipales estilo metrolínea.

4. Autorizar la utilización de la carrera 15 desde la calle 45 a Quebrada-Seca, hay vehículos particulares, únicamente como vía de de transito, prohibiendo, dejar y recoger pasajeros.

5. Autorizar cruce con responsabilidad a la derecha, en algunas intersecciones que no representan ningún peligro para los conductores.

6. Multar a los conductores que por imprudencia sean culpables de taponamiento en las intersecciones. Al implementar estas sugerencias, la movilidad de la ciudad mejoraría y habría menos estrés para los conductores.

Benjamín Fragoso Torres

Nuevo engaño

Por medio de este mensaje deseo que aprendamos algo que me pasó en un centro comercial de Cañaveral. Se me acercó una dama de la tercera edad, me hizo que me conocía. "Hola profe, y yo le respondí, bien, me dijo todavía está trabajando, al lo cual le dije que sí. Me dijo que le habían suspendido el contrato, y tenía cáncer; le respondí que fuera al hospital. En medio de todo me dijo que le colaborara con $20.000. Le respondí que no tenía,(me di cuenta del engaño que quería hacerme, creer que éramos conocidas). Me fui hacer algunas compras y la sorpresa, había una señora víctima de ese nuevo engaño, lo cual le dio $20.000. Me acerqué y le pregunté a la señora si le había dicho lo referente a compañeras de trabajo, me dijo que sí. En ese momento, le dije que estaba engañando a la gente, que parece que esa es la forma de hacer que len den ya no $2.000 sino $20.000 o más. En ese momento se fue disgustada y ofendiéndome, pero para mi sorpresa la vi de nuevo en el centro comercial La Florida, con el mismo cuento. Este comentario es para que aprendamos a no dejarnos engañar, y estar atentos a cualquier otra modalidad. Hoy aprendí y espero que ustedes, también.

María Eugenia Mantilla

El globo de la muerte

Creo que fue por allá en los ochenta cuando un circo mexicano vino a la ciudad, trayendo como principal atracción un temerario número que consistía en tres motociclistas girando a toda velocidad en una jaula redonda, ¡qué locura! Es la rutina, el diario vivir de estos muchachos y muchachas a los que tristemente cada segundo les falla este globo, sin previsión llamado Bucaramanga y terminan contra postes, asfalto y latas de carros y de las mismas motos.

¿Cuántos muchachos más deben morir para que hagamos algo? Hay que afrontarlo desde dos perspectivas: educación para todos los actores viales y reordenación del espacio físico para motociclistas. ¡Juntos pero no revueltos!

Pablo Antonio Rangel

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.