Miércoles 06 de Junio de 2018 - 12:01 AM

HAGASE OIR

SOS por nuestros niños

Comparta este artículo ›

Leía por estos días el funesto hecho acontecido en el municipio de Curití, donde una niña de 11 años fue atacada violentamente y abusada por un sádico de la región, quien fue detenido y hoy se encuentra tras las rejas. Si los vemos, el repugnante hecho no sería tan escabroso si la víctima no fuera una niña en condición de discapacidad cognitiva.

Casos de este tipo deben ser catalogados como delitos de repercusiones penales muy graves; de cadena perpetua dirían algunos más avezados en la materia. Sin embargo, las investigaciones avanzan, y el veredicto final se conocerá muy pronto. Lo triste del caso, y aquí es donde la justicia debe cambiar su forma de impartir justicia, es que siempre en el mejor de los casos, el victimario sale con alguna "treta" o es considerado con algún desorden mental, o el abogado defensor apela a otro recurso y la investigación toma otro rumbo.

Lástima que ninguno de los dos candidatos haya tenido en cuenta este tema vital para la familia, ahora que estamos a punto de celebrar el día del padre. Cuando la pérdida de un hijo es un grito desgarrador en el alma, para cualquier padre de familia.

José Alejandro Centeno A.

El alocado

tránsito de Girón

Cuántos son ustedes, le pregunté a un señor mayor con uniforme de “educador vial”. Me dijo que entre 40 y 50 encargados de ordenar el tráfico en Girón. Lastimosamente su tarea no es reconocida, porque solo se limitan a pitar y pitar para que nadie les haga caso. Mientras tanto, la privatizada Dirección de Tránsito de Girón solo sirve para cobrar impuestos y comparendos. No atina ni una en el alocado tráfico vehicular, pues realizan cierres intempestivos para favorecer constructoras. Los piratas hacen y deshacen sin que nadie los ponga en su sitio, la Policía hace retenes en el sector de Las Nieves, mientras los ilegales se pasean sin contratiempos.

Las calles alrededor del parque principal son de propiedad de unos sujetos que dicen que el Loco Quintero les vendió, en fin, Girón es una locura, pero como el Alcalde solo va un día al pueblito, pues ni se ha enterado.

Rosalba Beltrán C.

La voz de Dios

La voz del pueblo es la voz de Dios. Como creyente sé que Dios nos da libertad para tomar decisiones.

Se le denomina libre albedrío. Si conocemos la voluntad de Dios y no la cumplimos, somos nosotros los responsables. Y si la acatamos también lo somos. Él pone frente a nosotros el bien y el mal, la vida y la muerte para que escojamos. Pero quiere que nos inclinemos por la vida y el bien. La vida lo es todo y el bien aquello que hacemos para servir a los demás, con recta intención y con sinceridad.

Él no se opone a nuestras decisiones, el solo espera que no salgamos como el antiguo Israel a culpar a Dios de sus desdichas, después de pecar de forma contumaz.

Dios no se equivoca, nosotros sí. Dios siempre espera que reine la paz, la justicia, el orden, el derecho y la solidaridad entre todos sus hijos. Bien interesante sería invocar al Espíritu Santo, para que nos ilumine en el momento de votar por el bien del país y en el acatamiento del plan de Dios. “El que tenga ojos que vea, y el que tenga oídos que oiga”.

Dámaso Londoño

Violencia al límite

Al margen de cualquier candidatura es imperativo que el nuevo gobierno, de frente al país nacional, convoque a un gran consenso unánime con todas las fuerzas vivas y grupos de poder, para enfrentar problemas tan visibles como la corrupción, la pobreza generalizada. La crisis de la salud, la ignorancia, pero sobretodo la violencia, el verdadero Satán de nuestra sociedad y verdadera enemiga del Estado.

Es una violencia con muchos rostros: políticos, sociales y la peor de todas, la violencia común, cada día más lacerante y con prontuarios espeluznantes como ese narrado por un cronista en algún lugar del país: "Un hombre enloquecido por los celos asesinó a su compañera y luego le destapó el cráneo para ver qué pensaba”. Síntoma de una espeluznante realidad.

Carlos Martínez Rojas

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.