Martes 19 de Junio de 2018 - 12:01 AM

HAGASE OIR

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Comparta este artículo ›

Aprender a ser justo

Hay que aprender a ser imparcial, humano y justo. En Bucaramanga apoyé y apoyo al alcalde Rodolfo Hernández, aunque había manifestado ser uribista. Hubo personas que lo atacaron duro. Rodolfo Hernández y su familia, en especial su madre, odian a las Farc, pues han sufrido en carne propia un secuestro criminal. Su actuar en la alcaldía ha sido firme contra la corrupción, y por eso ha tenido apoyo en la gente y oposición de los corruptos. Pero ahora hay mentes envenenadas contra Rodolfo, porque ha reconocido las buenas propuestas de Petro en favor de la agricultura, de los campesinos, y en especial por su posición vertical contra la minería en los páramos que envenenaría nuestras aguas y contra el fracking que atenta contra el campo.

Víctor F Navarro Gómez

Tiempo para cumplir

No existe ninguna duda que el ganador absoluto, en la segunda vuelta democrática de las elecciones presidenciales de Colombia fue Iván Duque, con una votación que superó los 10 millones de sufragantes, frente a Gustavo Petro que logró un poco más de 8 millones de votos. La abstención fue similar a la lograda en la primera vuelta, menos del 47%.

La millonaria votación en favor de Duque es una muestra fehaciente que la mayoría de los nacionales colombianos no estamos de acuerdo con los acuerdos de paz firmados por el actual gobierno con las Farc, y que anhelamos cambios radicales en la administración de este país.

Ahora, del presidente electo esperamos que se haga realidad su propuesta sobre un pacto por Colombia, y que gobierne con absoluta independencia de poderes, especialmente ante la justicia y el legislativo. Además, que coadyuve con todo su equipo de gobierno en los programas para reducir la pobreza y más que todo las desigualdades económicas y sociales. También que acabe la inmoralidad en la administración pública.

En fín, llegó el tiempo de cumplir sus promesas e iniciativas de la campaña presidencial; desde el próximo 7 de agosto comenzará a correr el tiempo de los cuatro años del nuevo gobierno de Iván Duque.

Jorge Giraldo Acevedo

Nada se pierde con la paz

Nada perdemos con hacer la paz, en cambio sí perdemos mucho con la guerra.

Yo invito a todos los colombianos, y a quien quede como Presidente y a su equipo de su gobierno a que digan no a la violencia, y unidos todos seguir por los senderos de la paz, sin odios ni ofensas, ni de amigos y familiares.

Que ya no más guerras porque son muchos años de esta guerra. Abramos las compuertas del amor para el futuro que nos espera.

Recuerden que toda guerra tiene muertes, dejemos a este país gozar de todas sus bellezas y abundancias, sin mirarnos como enemigos, gocemos los momentos como hermanos, ya que son un regalo de Dios.

Pensemos cómo se debe servir a un país y los valores de cada uno y el recorrido político de nuestro actual Presidente.

Que empiece el nuevo Presidente su gobierno pensando cómo darle solución de una forma diplomática a la crisis que vivimos hoy, y deje un buen nombre en su mandato, como alguien que pasará a la historia como el mejor gobierno del país.

Marina Cortes de Plata

Trasteo del Día del Padre Muy fácil firmar un decreto y acabar las tradiciones de arraigo popular. Ahora, por obra y gracia de quién dice ser buen padre y premio Nobel ha querido trasladar la festividad tradicional, como si los sentimientos se pudieran limitar a la observancia de leyes.

Lo peor es que los emporios del comercio aplauden, claro, todo lo que sea desfavorable al pueblo tiene la bendición de los poderosos. Nos imponen día sin motocicleta y sumisos cumplimos, no importando la vasta comunidad que utiliza este vehículo como herramienta de trabajo. No sorprende que se declare Navidad un día de enero, para facilitar las vacaciones de los burócratas. Al fin, estamos en el país del Sagrado Corazón, y a él lo sacamos de todo reconocimiento.

Héctor Hernández Mateus

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.