Martes 26 de Junio de 2018 - 12:01 AM

HAGASE OIR

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Comparta este artículo ›

La cabeza del Alcalde

Piden la cabeza del Alcalde por solicitar una cuota voluntaria a los contratistas para tapar los huecos, no los de la calle sino lo que nos dejó Bohórquez. La cuota obligatoria que sí tienen que pagar los contratistas es cuando en la caja fuerte les adjudiquen esos jugosos contratos.

A propósito Alcalde: antes que pintar de azul las pocas rampas de algunas aceras, más bien construya más, para que los discapacitados puedan bajar por ellas, sin implorar una mano caritativa que los ayuda y que afortunadamente nunca faltan. “Qué la misericordia que muestro a otras personas, también me la muestren a mí”.

Graciela de Salcedo

Nuestra endémica educación

La falta de educación que en Colombia se tiene nos conduce a demostrar lo que jamás nos conviene, hasta dónde llegará nuestra pueril ignorancia, que cada día nos hace carecer de tolerancia.

Mientras no existan valores, cultura y educación, doquiera demostraremos esta triste situación, estos saberes se adquieren en el hogar desde niños, para así al ser mayores no portarnos como pillos.

Aún vemos que en el recinto donde fabrican las leyes aparecen senadores portándose como bueyes, pero es más triste escuchar que apoyan su cobardía, diciendo que reconocerlo eso es tener gallardía.

Cuando se compran los votos con plata y otras tajadas, le estamos diciendo al joven que estudiar son pendejadas, y así el pueblo continúa con su ceguera política, siempre eligiendo a los mismos sin escuchar una crítica.

Al sistema le interesa que el pueblo siga ignorante, porque fácil lo embelesa para seguir adelante, lo primordial de un país debe ser su educación, pero vemos que por años no le han presentado atención.

En agosto veintiséis, siete veces diga sí, seamos firmes en ello sin aceptar otrosí, si poco a poco logramos acabar la corrupción, en unos años podremos mejorar la educación.

Hugo Fernelly González G.

La prensa sigue

herida de muerte

Lamentable la noticia que nos llega de los organismos de socorro internacional sobre la posibilidad de identificar los cadáveres de los tres periodistas asesinados en la frontera con el Ecuador, por el grupo disidente de las Farc que dirige el guerrillero y narco más conocido como “Guacho" u Oliver Sinistierra.

En este orden de ideas, Colombia vuelve a quedar muy mal referenciada, en el ámbito internacional en materia de derechos humanos, ya que es inconcebible que un presidente colombiano no haya utilizado todo su poder político. En aras de salvaguardar el honor de la prensa hablada y escrita del vecino país, esta situación deplorable desde de todo punto de vista deja un manto de duda e impunidad única en el mundo; la inoperante actitud a nivel diplomático del Gobierno colombiano, ante semejante caso judicial es criticable, no se hizo nada, se dejó pasar el tiempo, no valieron los ruegos de la SIP, etc.

El cuarto poder está herido de muerte en Latinoamérica. En Colombia está subyugado por los dueños del poder, y los pensadores independientes de otra época han desaparecido. Quizás, la página gloriosa de tantos ilustres periodistas de pensamiento noble y humano, con una proclama en pro de los débiles se ha callado aunque ellos ofrendaron con su vida en cumplimento de su deber. Es absurdo que un grupo de narcos y terroristas tengan en jaque a dos naciones hermanas como Colombia y Ecuador.

José Alejandro Centeno Arenas

Justicia

Dar a cada cual lo suyo lo que le corresponde, así tenemos democracia para no vivir en desgracia.

Todos hablan de justicia, pero pocos la practican, si vivieran sin malicia iluminan y no critican.

Hay procesos sencillos, otros muy enredados parecen emparedados si todos son condenados.

Algunos abusan de su libertad, otros que atropellan la dignidad porque no conocen la caridad y pierden más de una oportunidad.

El derecho no deja problemas y me hace más responsable así alejamos lo detestable que no es tan saludable.

Padre Alfredo Vesga D.

Publicidad

Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.