Martes 10 de Julio de 2018 - 12:01 AM

HAGASE OIR

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Comparta este artículo ›

El quebranto

Algunos jugadores de fútbol después de su eliminación los vimos llorar como niños, “y que los hombres no deben llorar, hasta Jesús lloró”, Juan 11:35.

James Rodríguez y ahora David Ospina, y algunos del equipo de Brasil, después de perder el partido. Los machistas de otras épocas se oponían, todo cambia hoy día es diferente. Bueno, esto sería como filosófico, de usted depende, según las emociones que se tengan.

Saulo Méndez

Gran mujer: Marina

Calderón de Bueno

Hoy quiero en nombre del adulto mayor resaltar el nombre de esta gran mujer, y pido al señor Alcalde Rodolfo Hernández, le rinda un homenaje a ella en estas fiestas que se avecinan, que son las ferias de Bucaramanga. Doña Marina Calderón es quien más se destaca trabajando por el adulto mayor y no solo ostenta el título de Mamá Bucaramanga, sino también el de Santander y Colombia, apostolado que ha llevado hasta después de entregar sus coronas con toda su vida y el corazón. Aún y que seguirá siendo por ello la reina por siempre y para todos los que admiramos su noble labor. Se preocupa por llevar alegría, juegos, paseos, bailes a los ancianos y pueden dar testimonio de ello en Centro Día Álvarez.

Ella es quien les da la mano cuando ya empiezan a fallar las fuerzas, por el peso de los años y apoya con paliativas palabras a dar alivio al dolor con amor y un gran corazón.

Personas como ella deberían ser eternas, pero si algún día tiene que partir nadie podrá olvidarla, porque quedará grabada como tatuaje en el corazón, imborrable.

Yo espero señor Alcalde que mis palabras no sean letra muerta y resalte su noble labor de servir al adulto mayor. Es que ella fue la mejor elección de "Reina Mamá", que se pudo haber hecho porque deja huella en todas sus obras.

Dios la colme de muchas bendiciones siempre.

Marina Cortes de Plata

Una buena señal

Plausible la velatón realizada por miles de colombianos en diferentes ciudades contra el asesinato sistemático de líderes sociales, promotores de paz y reclamantes de tierra.

Empezamos a cambiar, a dejar de lado la indiferencia y la indolencia y a mostrar nuestro repudio ante el asesinato de nuestros compatriotas. No es, de ninguna manera aceptable, que el Estado permanezca impasible frente a estos macabros hechos. Los líderes de comunidad son necesarios y están peleando pacíficamente por sus derechos: protección del medio ambiente contra todo tipo de minería, presencia de grupos armados en sus tierras, ausencia atávica del Estado en esas regiones, entre otras. Estamos cambiando, no hay duda, para bien.

Dámaso Londoño

La consulta no acabará

con la inmoralidad

Estoy absolutamente seguro que somos muchas las personas que estamos plenamente identificadas y, en consecuencia, de acuerdo en que una consulta popular no es el camino para eliminar la inmoralidad que se presenta en el país. Concretamente, la inmoralidad no se acabará con decretos o leyes, y mucho menos consultando al pueblo mediante votación. Para que en el país se acabe la corrupción, en primer lugar, habrá que coadyuvar a mejorar la educación para las venideras generaciones.

Estudiosos en el tema de la corrupción han coincidido como causas principales de esta práctica la carencia de una conciencia social, falta de educación o de una cultura del compromiso, paradigmas distorsionados y negativos. La corrupción se podría eliminar con castigo más severo para quien incurra en este delito y con penas drásticas y la obligatoriedad, para quien la practique, de devolver todo lo recibido ilegalmente.

Es que, tal y como lo aseveró el connotado escritor francés Montesquieu: "La ley debe ser como la muerte, que no exceptúa a nadie".

Jorge Enrique Giraldo Acevedo

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.