Viernes 13 de Julio de 2018 - 12:01 AM

HAGASE OIR

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Comparta este artículo ›

Bien por la Iglesia

El régimen de Daniel Ortega en Nicaragua ha asesinado a más de doscientos opositores desde abril, fecha en que el pueblo se levantó contra la dictadura.

La Iglesia ofreció su oficio de mediadora para detener la barbarie. Sin embargo, un grupo de simpatizantes paramilitares de Ortega llegó hasta un templo a donde se habían resguardado unos opositores y los tenían prácticamente secuestrados. Hasta ese lugar llegó un obispo y varios sacerdotes para intermediar en la liberación de los detenidos contra su voluntad, pero fueron agredidos, verbal y físicamente.

Pese a ello, los sacerdotes persistieron en su empeño y lograron salvar a quienes se habían refugiado en el templo.

Dámaso Londoño

20 de julio de 1810

Dada la necesidad de crear conciencia histórica nacional, ante el desconocimiento sobre los acontecimientos sucedidos en las fiestas patrias, quiero resaltar estos en pocas líneas. A raíz de la invasión napoleónica a España, la resistencia formó la Junta Suprema de Gobierno de Sevilla, en la que no se dio representación equitativa a los criollos. La necesidad de participación en el gobierno y otros resentimientos explotaron con ocasión de la visita del Comisario Regio, Antonio Villavicencio. En el observatorio dirigido por Caldas, los criollos inconformes planearon secretamente la manera de presionar al Virrey, para la organización de una Junta Suprema, fue cuando Camilo Torres preguntó: ¿Y quién le pone el cascabel al gato? De inmediato respondió Francisco Morales que él y su hijo en la tienda del español indispondrían al español con el préstamo del florero, José González Llorente ese día: "Me cago en Villavicencio y en todos los americanos", indignó a la gente que se involucró en la revuelta y a quien arengó Acevedo y Gómez.

Alfonso Prada Garcia

Futbol: Colombia es paz

Con este distintivo se hizo presencia en el estadio Arena de Kazán, más de una toma del mismo, fue registrada por periodistas de todo el mundo, lamentablemente esto no se mostró a los televidentes de nuestro país. Una vez más se demuestra que tenemos más periodismo deportivo, que futbolistas, y el verdadero análisis de la actuación del representativo patrio no se ha hecho por parte de ninguno de los periodistas que cubrieron el evento orbital. Lamentable que se inste a una manifestación de reconocimiento cuando la actuación no da para esto, aquí arribaron campeones mundiales de patinaje y el reconocimiento de parte del periodismo deportivo no estuvo a la altura de tan magna gesta. Hagamos justicia en todo, para gloria del deporte en nuestro país.

José Antonio Roa Ortiz

¿A quién le toca?

A qué entidad del área metropolitana -Alcaldía- le corresponde el mantenimiento de las zonas verdes, separadores y andenes de la autopista Bucamanga-Piedecuesta. Es una verguenza el estado en que se encuentra basura y maleza, siendo la vía más importante de la ciudad. No se trata de Florida o Piedecuesta es Bucaramanga la que se lleva la imagen negativa ante visitantes y turistas que vienen a disfrutar y conocer la "Ciudad Bonita", y encuentran este adefesio, producto de la desidia e incultura de quienes están obligados a su mantenimiento y porqué no, de todos nosotros residentes que no nos pronunciamos.

¿Por qué el mal genio de conductores y usuarios de esta vía? ¿Qué piensan en un trancón cuando no ven sino maleza y basura? ¿Qué pasa con el carril de Metrolínea que lo usan cantidades de motos, taxis y vehículos particulares sin que haya control alguno? En Bogotá, con los trancones más largos y demorados usted no ve un motociclista, taxi o carro particular por el carril de Trasmilenio. ¿Será que hay más cultura? ¿Cuentan con autoridad que no permite y sanciona estas infracciones?

Víctor Francisco Paillie

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.