Martes 24 de Julio de 2018 - 12:01 AM

HAGASE OIR

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Comparta este artículo ›

La vejez

Mal de muchos consuelo de tontos, pero es un alivio saber que gracias a ella ya no tenemos que pedirle a Dios que no nos deje caer en la tentación. Nos libramos de las malas compañías que a veces son tan buenas. No tenemos la incertidumbre de si estaré o no en estado interesante y sí, la seguridad de que estamos en estado decayente. Podemos salir a nuestros ejercicios físicos y espirituales sin miedo al violero, pues nos favorece el físico y los años. Al perder la memoria empezamos a ver a nuestros contemporáneos, no con envidia sino con lástima. No tenemos que vivir de un mísero salario, sino de nuestros recuerdos. Tenemos la experiencia de los años cuando ya nada se puede hacer, todo nos llega tarde. Este último consuelo: nos metaforseamos en seres divinos, pues a muchas viejitas las luce la senectud, ¿será que a mí también? “Para alcanzar una vida fecunda es menester vivirla despacio”, Cicerón.

Graciela de Salcedo

Abandonado tramo

II Ruta del Sol

Tuve la necesidad de transitar por la mencionada vía, entre La Lizama y entrada a Medellín por Doradal, y sufrí las consecuencias del deterioro de la carpeta asfáltica, a causa del abandono, tras el escándalo de Odebrecht. Son unos cráteres gigantes y peligrosos en donde algunos se alivian con relleno en tierra hecho por algunos campesinos de la región, pero otros presentan peligro mortal para quienes no logren advertirlos y esquivarlos a tiempo, teniendo presente que esta es una vía rápida y que en otra época se llamaba troncal del Magdalena Medio. Los peajes sí se están cobrando sagradamente, pero no hay una mano piadosa o responsable en la ANI, que contrate y ordene un programa de reparcheo, por lo menos mientras aparezca el contratista que remplace a la mencionada Odebrecht.

No hay que esperar a que ocurra una tragedia mayúscula para que el Gobierno nacional a través de sus agencias actúe.

Pedro Julio Solano Osorio

Patada a colombianos

de Mockus

El acto esquizofrénico que demostró Mockus ante el recinto sagrado de la democracia colocó a nuestro país y sus instituciones como la nación más inculta y grotesca ante el mundo. ¿Qué explicación le vamos a dar a nuestros hijos ante semejante acto de incultura de un disque “honorable Senador de la República”?, y qué respuesta podemos esperar sobre todo cuando hagan lo mismo en cualquier escenario público, o privado? “Que pion, que gamín”, ¿qué falta de respecto para con los colombianos y qué grado de locura tiene este individuo? Aquí toca preguntar a quién se le debe aplicar el cacareado “Código de Policía”, ¿es para todos los colombianos, o es para los de ruana? ¿Dónde estaban los senadores que no exigieron la aplicación del Código de Ética del Senado, que nadie propuso la expulsión de ese loco del solemne recinto? Claro, que si aceptaron genocidas, narco guerrilleros y criminales como miembros de esa corporación, ¿qué otra clase de personajes se pueden aceptar?

Hernán Álvarez Rueda

Al Presidente electo

Confiamos los colombianos en que su mandato sea justo, equitativo y de progreso para todos los sectores, ya que el próximo 7 de agosto toma posesión y cómo decimos popularmente, las riendas para el manejo en todas sus formas para que nuestra querida Colombia progrese, como es el deseo y la ilusión de sus gentes, entidades, sindicatos, asociaciones sean de bienestar. Hoy todos los colombianos sabemos que es el mandatario de nuestro querido país.

Esperamos que todas sus políticas sean justas, acordes a las problemáticas que tiene el país en cuanto a solución de problemas como la pobreza, educación, el desempleo, la falta de cobertura en salud y seguridad social, orden público y fundamentalmente se continúe por el sendero de consolidar la paz, “solo fracasas cuando dejas de intentarlo”.

Gilberto Sánchez

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.