Sábado 04 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

HAGASE OIR

Servicio Nacional

Comparta este artículo ›

Servicio Nacional

de Aprendizaje (Sena)

El 2 de agosto del año en curso, en un programa de opinión, transmitido por una emisora local, el director dijo: “Que el Sena había sido creado por el expresidente Carlos Lleras Restrepo”.

El Servicio Nacional de Aprendizaje nació de una propuesta de la UTC, acogida por el doctor Rodolfo Martínez Tono, quien redactó el proyecto y se lo presentó al exministro de Trabajo, Raimundo Emiliani Román para que se lo presentará a la Junta Militar de gobierno para su estudio y aprobacion.

La junta militar, que reemplazó al general Gustavo Rojas Pinilla, el 21 de junio de 1957, mediante decreto Ley 0118, que le dio vida jurídica al Sena.

Sería bueno que el gobierno de Iván Duque y los parlamentarios le rindieran un merecido homenaje al principal promotor de la creación del Sena, doctor Rodolfo Martínez Tono. Lástima que al Sena lo está devorando la corrupción.

Miguel Jaimes

La desaparición del

transporte formal

Estamos ad portas de la desaparición del transporte formal en la ciudad de Bucaramanga y su área metropolitana, con la complacencia de todas las autoridades. Vemos cómo surge en todos los sectores el mototaxismo, carros piratas, Uber y taxis realizando colectivos.

Los fines de semana y festivos es muy difícil encontrar buses urbanos, e incluso ciertas líneas del Metrolínea; solo transporte pirata. Si las autoridades no toman medidas, la ciudad pronto colapsará en el transporte formal, pues los empresarios del transporte ya no ven la rentabilidad sino pérdidas, por tanto ya no habrá renovación del parque automotor y dejarán que colapse este servicio en deterioro para Bucaramanga. Las autoridades tienen que tomar medidas drásticas como la multa para quien utilice este tipo de transporte porque cuando la gente empiece a recibir sanciones lo va a sentir, y el decomiso de estos vehículos, los retenes en las vías principales, etc.

Luis Álvaro Jerez Rodríguez

Alerta pensionados

Colombia, país tercermundista, campeón de las desigualdades y las injusticias sociales, ya no nos sorprende con el peregrino anuncio de acabar, primero con la mesada 14 a los pensionados.

Segundo, con la prefabricada idea de eliminar la pensión sucesoral, es decir, la que por ley le corresponde a la esposa, compañera e hijos menores del pensionado fallecido. La descabezada idea surgió como lanzada con toda la malicia indígena por generación espontánea durante la pasada campaña electoral, lanzada con toda la malicia indígena, tal vez con el propósito de desprestigiar a alguno de los programas de Gobierno en disputa; pero lo hizo de muy mal gusto, provocando la reacción en todos los sectores sociales como un barril de pólvora y convocatoria a posibles manifestaciones de pensionados.

Considerando que la jubilación con todos sus anexos es un derecho sagrado con arreglo a la democracia.

Es más, en países como Ecuador, Perú, Bolivia y Venezuela, los pensionados no tienen que pagar derecho a la salud.

Carlos Martínez Rojas

A calzón quita’o

Que el senador Mockus se bajara los pantalones no tiene nada de escandalizante. Lo malo es que no terminó la faena. En el establo parlamentario es normal la presencia de heces. De haber sido Paloma quien mostrara la rabadilla o cualquier otra presa, de esas que no cubre las plumas, entonces, hasta sus adversarios la canonizarían con la bendición de monseñor Ordóñez. ¡Aleluya! Además, los excrementos están presentes en nuestra vida cotidiana. Algunas culturas indígenas los utilizan en sus ritos y en su medicina. Entre nosotros los civilizados hay quienes recetan y utilizan la orinoterapia como panacea contra todos los males. En los campos también sirve como abono.

¡Que viva el establo parlamentario!

Ramón María Correa Ariza

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.