Lunes 06 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

HAGASE OIR

Reflexiones

Comparta este artículo ›

Reflexiones

Gracias presidente Santos por: haber empezado, gestionado y conseguido en gran parte el proceso de paz. Con dicha paz nosotros los colombianos podemos viajar por las carreteras nacionales tranquilos y despreocupados de los peajes y temores que antes se presentaban, llegan más turistas extranjeros y la economía se ha incrementado tanto en exportaciones como en importaciones, creando mayores fuentes de trabajo y bajando el índice de desempleo a un dígito.

Has dejado en alto el nombre de nuestro país a nivel internacional, mostrándonos como colombianos más cultos, educados y menos guerreristas.

Supiste gobernar sin enriquecerse a sí mismo y a ninguno de sus familiares.

No quitaste horas extras, recargos nocturnos y mesada catorce a humildes asalariados.

No creaste EPS irresponsables con ánimo de lucro para los dueños y con pésimos servicios de atención que hasta dejan morir a sus afiliados.

Guillermo Beltrán

Esa platica

no se perdió

Revisando la hoja de vida de los honorables magistrados pertenecientes a la Corte Suprema de Justicia, incursos en el escándalo del Cártel de la Toga, he encontrado que estos hombres alcanzaron una cantidad de pergaminos y un palmarés inmenso. La cantidad de cartones, de títulos, el esfuerzo académico, las horas de estudio, la asistencia a prestigiosos claustros universitarios y la cuantía de dinero invertido fue considerable para completar su formación académica y ‘ética’.

Estos magistrados no perdieron su tiempo. Por su sagacidad, por su audacia, por sus buenos oficios, por los buenos negocios, por sus sórdidas, ominosas y extralaborales actividades obtuvieron inconmensurables ganancias; logrando recuperar con creces la cantidad del dinero invertido en su formación profesional mediante el cobro de favores políticos, entuertos, desviación de indagaciones, y el engavetamiento de procesos investigativos y disciplinarios… de su distinguida clientela.

Renzo Orlando Gutierrez R

Tanto y tanto

Con los años que llevo a mis espaldas, creo son pocos aquellos que me quedan, para ver en las colinas y en las faldas a los pobres mirar cuando se mueran.

El campesino temprano va muriendo porque carece de mínimos vitales, su familia en el rancho irá sufriendo y muriendo en puertas de hospitales.

Las EPS’S que son las encargadas de en salud brindarles atención, en su bolsillo quedó las millonadas porque nadie atacó la corrupción.

Los corruptos hoy vemos que se aliaron con el beneplácito del pueblo y su ignorancia, los mensajes de auxilio no escucharon que el campesino lanzaba en su labranza.

Desde hace tiempo estamos pregonando que el futuro del mundo está en el campo, más sin embargo lo vamos olvidando y su atraso se nota… tanto y tanto.

Hugo Fernelly González

Para compartir

Comparto unas reflexiones muy de actualidad a pesar de ser de Confucio el reconocido pensador chino que vivió 550 años antes de Cristo: No importa que tan lejos vayas mientras no te detengas. Nunca enlaces una amistad con alguien que no es mejor que tú mismo. Cuando crece el odio, piensa en las consecuencias.

Cuando es obvio que las metas no pueden ser alcanzadas, no ajustes las metas, ajuste los pasos de acción.

Si odias una persona entonces te ha derrotado. Exígete mucho a ti mismo y espera poco de los demás. Así te ahorrarás disgustos.

Elige un trabajo que ames, y no tendrás que trabajar ni un día en tu vida. Escucho y olvido. Veo y recuerdo. Hago y entiendo.

Un gobierno opresor, se debe temer más que un tigre. El principio de la sabiduría es llamar a las cosas por su nombre.

Chepita Jaimes Conde

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.