Martes 07 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

HAGASE OIR

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Comparta este artículo ›

Hoyo en uno

Un hoyo en uno es algo que los golfistas puede que no lo consigan en toda una vida jugando al golf. Conseguir un hoyo en uno requiere de mucha destreza, experiencia y práctica; esta es considerada una jugada magistral, tal como esperamos que suceda con la contratación del señor Carlos Mario Hoyos como director técnico del aguerrido Atlético Bucaramanga. Pasadas tres fechas del rentado de fútbol correspondiente a la liga ll -2018, el feroz equipo tan solo lleva un punto de nueve posibles y anotado un gol.

Voces insatisfechas de avezados comentaristas deportivos ya manifiestan su inconformidad y lacónicos y agraviados hinchas abandonando el estadio Alfonso López lo certifican. Como se dice en el argot futbolístico, daremos un compás de espera, que sigan trabajando con humildad y que vengan mejores resultados. Esperamos que el mayor accionista del Atlético, el señor Álvarez, por fin haga ‘Hoyo en Uno’.

Nota: ¿para que traer a Hoyos con tantos hoyos que hay en Bucaramanga?

Renzo Orlando Gutiérrez Rivera

Sociedad de pantallas

Colombia, y en general el mundo, se está moviendo en medio de una soberbia, superficial y restrictiva sociedad de las pantallas; hemos llegado al círculo de movernos para intercalar con alguien información personalizada o comercial, utilizando los famosos “pantallazos”, que no es otra cosa que mostrarnos a través de la red o el Whatsapp una imagen, un escrito, que no dice mucho pero que reafirma nuestro ego.

Se dice que un día un ser humano puede estar alrededor de más de mil “pantallazos” en una hora cuando estamos navegando por la red.

Sí, esta cifra no está equivocada, usted amigo lector y adicto al celular.

En nuestro país se preguntan alarmados que la fiebre de la tecnología cada día divide más hogares; la verdad la tecnología sí esta dividiendo la familia, cada vez hablamos menos, callamos más y somos más propensos a estar solos.

Si esto no es anormal, entonces ¿por qué decimos que somos la sociedad más avanzada?

Jose Alejandro Centeno A.

Un compartir

La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva (José Saramago).

En nuestros tiempo donde las noticias buenas escasean, es importante que aprendamos a llevar el día a día con optimismo, no esperemos que otros hagan por nosotros algo que es personal y que nos beneficia o nos perjudica, pero es individual, seamos solidarios, sinceros, no tengamos prejuicios y miremos siempre a la gente con respeto, no juzguemos y si tiene otras formas de mirar la vida aceptemos, porque nadie tiene la última palabra en nada.

Como seres únicos llevemos nuestra vida en paz, consigo mismo y con los demás.

No manejemos odios, tratemos de entender al otro, porque la mayoría de las personas tenemos muchas carencias y por eso no podemos aplicar en nuestra vida lo que no aprendimos, porque nadie se preocupó por enseñarnos, ni con ejemplo, ni con palabras, sobre todo el amor, la tolerancia, la comprensión y la fe en uno mismo y en los demás.

Chepita Jaimes Conde

Desgracia urbana

Importante es ver obras en la ciudad, arreglo de andenes, pavimento, redes eléctricas, alcantarillado etc.

Pero qué desgracia es para el ciudadano una obra en su calle, frente a su casa o su negocio, es de nunca acabar; el arreglo se hace eterno y conlleva grandes pérdidas a los comerciantes del sector sin que nadie los indemnice por esto, trabajan en horarios de ejecutivos, con lentitud pasmosa, con indolencia por el ciudadano, no trabajan de noche ni en la madrugada; menos los festivos.

Todos somos testigos de esta costumbre y sin embargo no se ven funcionarios supervisando y multando al contratista por la daños causados.

Yo creo que hay negocios que se han arruinado cuando les quieren “embellecer” su calle.

¿Qué dirá a esto el alcalde “ Ruidolfo”?

Enrique Rueda Pinilla

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.