Miércoles 08 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

HÁGASE OIR

Los maestros

Comparta este artículo ›

Los maestros

Los maestros para concluir su año sabático se declararon en huelga después de sus inmerecidas vacaciones. Su preparación intelectual es igual a la de cualquier bachiller y por ello, algunos maestros contratan bachilleres para que hagan sus veces por menos de un salario mínimo y ellos cobran el máximo. E ahí el negocio irresponsable de algunos, no todos, y que los hay, los hay, con mucho amor y entrega a su profesión.

La renuncia de Uribe no fue más que una de las tantas estrategias con que manipula al Estado a su buen o mal criterio. En cualquier cargo el que renunció, renunció, pero Uribe, es Uribe hasta el confín de los días.

Graciela de Salcedo

Mascotas

Hay niños alegres con su amigo y parcero, son mascotas de acero cuando tienen su matero.

Hay mascotas con estrato van al club a estar un rato, saludan oliendo mi zapato parece que no parten un plato.

Cuidemos las mascotas que alegran nuestras vidas, a pesar de ser consentidas corre corre, es mi preferida.

Hay mascotas felices que pasean con sus dueños, otros pasean en galladas y van dejando sus mojadas.

Mascotas que salen en BMW otras van en zorras de bambú, a todas les espera un gran menú todas se sienten como en el club.

Padre Alfredo Vesga D.

La violencia contra los

líderes sociales y la paz

Ese diario amanecer con nuevos líderes sociales asesinados no puede menos que atormentarnos a todos los colombianos, o al menos a quienes consideramos que la vida es sagrada, que nadie puede atentar contra ella. Los motivos de esta terrible tragedia que estamos viviendo –como muchos lo han señalado– son varios, pero se generaliza el hecho de que las personas cuyas vidas han sido masacradas han protestado por algo en sus regiones.

A las autoridades civiles y militares les corresponde hacer todas las averiguaciones posibles y condenar a los asesinos de los líderes sociales, es más, utilizar toda la inteligencia posible para descubrir, si de verdad hay –como algunos lo vienen denunciando en artículos periodísticos y por las redes sociales– un plan preconcebido, lo cual sería gravísimo por que sin descubrir a los ideólogos de estas matanzas tan vergonzosas, tristes y lamentables, todo el esfuerzo hecho en estos años por lograr empezar a construir una paz estable y duradera podría perderse. Todos los colombianos deberíamos comprometernos en una cruzada a favor de la tolerancia, del respeto por la vida, del derecho a disentir sin vernos amenazados, pero fundamentalmente deberían hacerlo las iglesias, los padres de familia, los educadores, los partidos políticos, las autoridades regionales y nacionales, los periodistas.

No, no podemos permitir que tantos esfuerzos hechos en estos años por el gobierno y por tantas instituciones y personas que hemos creído en la posibilidad de acabar con los grupos alzados en armas a través de diálogo y empezar a construir un país diferente, con justicia social, más solidario, incluyente, tolerante, amigo de la naturaleza en todas sus manifestaciones, democrático y respetuoso de todos los derechos, pero particularmente del derecho a la vida, se vaya al piso por un grupo de intolerantes que sólo buscan confundir al país y hacernos creer que en Colombia, la paz es un sueño imposible.

Blanca Inés Prada Márquez

Cómo es posible que

el aire... que respiramos...

No sólo es el monóxido de carbono el que invade como un enorme monstruo transparente a Bucaramanga, ahora un olor indefinible y pesado llena la atmósfera del centro de Bucaramanga que desespera y aturde con su pesadez.

Que falta de respeto por nosotros sus habitantes que nos vemos obligados a oler esa presencia nauseabunda que sin ningún reparo se impone y domina sin saber de dónde vienen, ¿quién los ocasiona? ¿Hasta cuándo?

Shayo Rodríguez

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.