Sábado 01 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

Los clanes

Comparta este artículo ›

Columnista: Alejandro Alvarado

alejandro.alvaradobe@gmail.com

En Santander, los clanes políticos agrupan a cientos de personas que se movilizan activamente en periodos electorales, con el fin de asegurarse los votos necesarios para controlar los presupuestos públicos. La región está llena de mercaderes dispuestos a invertir en las campañas que les aseguran los negocios. Está por empezar el juicio contra Hugo Aguilar, un delincuente que tiene a sus hijos haciendo política, que en palabras de la Fiscalía General de la Nación intentó a través de su exesposa y de un presunto testaferro “(…) legalizar y ocultar recursos obtenidos por su relación con estructuras del desmovilizado Bloque Central Bolívar”.

Cuando leemos este tipo de noticias debemos detenernos un instante a pensar que Didier Tavera Amado, actual gobernador, fue el Secretario de Desarrollo Social de la administración de Hugo Aguilar, incluso llegó a ser Secretario del Interior. Las elecciones las siguen ganando los clanes a través de sus redes, que van desde lo más popular en cada barrio, hasta las altas esferas de los negocios y la contratación pública.

Empezaron ya algunas carreras de cara a las elecciones locales del próximo año, comienza un proceso que saca el rostro más desagradable de la democracia en la forja de alianzas y en la ejecución de todo tipo de estrategias mañosas, lo que está en juego va desde los intereses de Fredy Anaya de poner sus canecas de basura frente a la iglesia de Girón, hasta las pasiones y deseos sexuales que aseguran los contratos de prestación de servicios en algunas entidades.

Mientras tanto, creo que debemos buscar la manera de probar qué tanto se ha formado una cultura nueva que rechaza la corrupción; será en las elecciones del próximo año que los ciudadanos deberán mostrar su coherencia. Porque el sentimiento que nos llama a cuidar las instituciones públicas de Santander tiene que ir más allá de los discursos, tiene que convertirse en la acción concreta que saque del juego a los clanes que han jugado por décadas con el futuro de la región, hay personas valiosas en la sociedad y es el momento de escogerlas y apoyarlas.

Publicidad
Autor: Alejandro Alvarado
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.