Viernes 10 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

La Economía Naranja

Comparta este artículo ›

Columnista: Alejandro Guzmán

Este será un concepto que desde la posesión del presidente Duque se va a poner más de moda. Y no es para menos, porque se refiere al talento creativo de las personas o sus industrias creativas. Abarca muchas áreas y cada una de ellas aporta significativamente al desarrollo del país, o eso es lo que se pretende consolidar en el siguiente cuatrienio.

La Unesco las define como “sectores de actividad organizada que tienen como objeto principal la producción o la reproducción, la promoción, la difusión y la comercialización de bienes, servicios y actividades de contenido cultural, artístico o patrimonial”.

Lo que busca esta práctica, y que fue destacada en el libro “La Economía Naranja: una oportunidad infinita”, escrito por nuestro actual Presidente y por Felipe Buitrago, es que la creatividad y la innovación aporten sustancialmente al crecimiento económico del país. Ya que, como lo resalta la publicación, “representa una riqueza enorme basada en el talento, la propiedad intelectual, la conectividad y por supuesto, la herencia cultural de nuestra región”.

Es lograr pasar de los productos tradicionales como el café, el petróleo y el carbón a la generación de toda una industria basada en la creatividad. Donde los principales pilares de desarrollo serán la música, la publicidad, los contenidos editoriales, la televisión, el cine, la animación y los videojuegos, entre otras categorías que el BID destaca como industrias culturales.

Colombia no ha sido ajena al desarrollo y creación de productos digitales. El talento creativo de los jóvenes de nuestro país ha desarrollado videojuegos para Disney, como fue el de la película Moana.

Otro caso fue el del videojuego ‘World War Doh’ o guerra mundial de plastilina, destacado en el App Store de Apple como uno de los principales de la categoría de juegos de estrategia, junto al de Mario Bros.

Son varios los desarrollos que ha logrado Colombia en este aspecto. La oportunidad ahora es trabajar desde ya en más producción de contenidos digitales, recibir las experiencias de países avanzados en el tema como Canadá, formar parte de las iniciativas que el nuevo Gobierno traerá, y aportar al crecimiento de la Economía Naranja.

Publicidad
Autor: Alejandro Guzmán
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.