Sábado 27 de Abril de 2013 - 12:01 AM

La tierra y el hombre

Comparta este artículo ›

Columnista: Alfonso Gomez Gomez

Galileo dijo que la  Tierra gira alrededor del Sol, y  que es el centro del Universo.  Pero pensamos que ese centro del Universo es el hombre.  Está también en el centro del poder, entendido como servicio al mismo hombre. Ese poder antes de la evolución que no ha terminado, dependía del  “derecho divino” que algunos Reyes ostentaron.  Hoy deriva del pueblo y  radica en función del mismo servicio.  Reconozcamos que el hombre americano ha contribuido poco a la estabilidad de ese ser que se debate en la incertidumbre. Cultiva unas ideas, adopta unas costumbres, y el proceso sigue,  edificando construcciones varias. Pero el hombre europeo ha contribuido en mayor forma para hacer de este mundo un habitáculo amable, destinado a la  felicidad del ser con sus ideas y sus costumbres.

Protágoras dijo que el hombre es la suprema medida de todas las cosas. Si pensamos con él, ese hombre es objetivo de múltiples organizaciones, Estados y religiones, porque su servicio es el objetivo de tales centros de interés. Por eso la pobreza debe ser la razón fundamental de toda lucha, porque es el fundamento de todo. Conceptos como la dignidad humana, emanan de tal preocupación. De ahí que luchar contra la pobreza,  redimirla,  sea la primera obligación de todos.

En la lucha del hombre por la difícil supervivencia, la tierra es factor a su servicio, regulada por los gobiernos que le dan forma en búsqueda de un contenido. No debe ser ella pretensión de grupos, sino factor de producción pensando que el hombre sigue siendo la medida de ella.  La libre circulación de bienes, de capitales y de trabajo que Europa nos enseñó, ha de servirnos para vivir mejor. Hemos de tropezar con muchas individualidades que el futuro irá presentando. Esas individualidades necesitan la educación para que todo sea en beneficio del hombre. Porque es, y siempre será, suprema medida de todas las cosas.

Publicidad
Autor: Alfonso Gomez Gomez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.