Sábado 21 de Julio de 2018 - 12:01 AM

España a su alcance

Comparta este artículo ›

Columnista: Alfonso Marin

Me sorprendió gratamente la noticia, según la cual hace 100 años fue motivo de comentario especial en los diarios capitalinos la publicación del libro Las Maravillas de España, que permitía según la misma noticia conocer las bellezas y lugares emblemáticos de la madre patria a quienes no habían podido ir personalmente, que debieron ser en ese momento la mayoría de todos los Colombianos. Recordando un poco mis días de niñez y juventud, viajar a otro continente era por aquellos años toda una curiosidad. Se podían contar con los dedos de las manos las personas que habían realizado algún periplo fuera del país. Las ilusiones viajeras de la mayoría de los jóvenes no llegaban más allá de conocer el mar y si el tiempo y el dinero lo permitían, conocer alguna ciudad del interior de Colombia como Medellín o Cali. Conspiraban contra los deseos de viajar, no solamente las pésimas carreteras, sino los mismos medios de locomoción, como los carros, los trenes y los aviones, que apenas empezaban a salir al mercado comercial. Estas condiciones adversas convertían cualquier salida en un verdadero sufrimiento, suficiente como para aplazar por mucho tiempo otro intento de viaje. Estas quizás las razones para que un libro de buenas fotografías despertara tanto entusiasmo entre los lectores, porque sin duda acercaba un poco las distancias entre un continente y otro. Para quienes oyeron hablar desde niños de España como único referente de la cultura universal, nada mejor que conocer así fuera por fotografías algunos de sus monumentos, sitios que ahora tenemos al alcance de la mano a través de la televisión. Ahora podemos viajar física y espiritualmente por mundos desconocidos con la ayuda de la tecnología con la seguridad de que no nos perdemos porque no hay sitios a donde no llegue la información. Definitivamente, el hombre ha hecho mucho por el progreso humano en los últimos 100 años, lo suficiente como para volver el mundo cada vez más pequeño. Recordar no siempre es vivir, sino más bien agradecer por lo que ahora tenemos y disfrutamos. España está a nuestro alcance, pero también el resto del mundo.

Publicidad
Autor: Alfonso Marin
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.