Lunes 09 de Julio de 2018 - 12:01 AM

La apuesta de México

Comparta este artículo ›

Columnista: Alvaro Beltran Pinzón

Hastiado de la galopante corrupción atribuida al desempeño gubernamental; angustiado con la espiral de violencia e inseguridad desatada por el narcotráfico;con el orgullo herido ante las amenazas y desprecio del mandatario estadounidense; y presa de una desigualdad social que no cede, México optó por elegir presidente al polémico Andrés Manuel López Obrador (AMLO), rompiendo la hegemonía de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN).

El curtido político inició su carrera en el PRI, donde desplegó intensa actividad en favor de grupos marginados y para hacer transparente el ejercicio presupuestal en las alcaldías. Inconforme, renunció a su militancia, estableció diversas alianzas y se postuló en dos ocasiones para la gobernación del Estado de Tabasco. Pese a no cumplir con el tiempo de residencia, fue alcalde del Distrito Federal durante seis años.

En la Jefatura de Gobierno de Ciudad de México obtuvo buenos resultados en asistencia social, manejo financiero, ejecución de obras públicas y disminución de delitos y desempleo. Tras duro forcejeo logró habilitar su candidatura a la presidencia de la República, en confrontación que ganó Felipe Calderón del PAN. El estrecho margen de su derrota lo llevó a denunciar -igual que cuando perdió la gobernación de Tabasco- un supuesto fraude electoral y autoproclamarse presidente legítimo e integrar un gabinete en la sombra. El desgaste por las acciones emprendidas lo condujo al fracaso en los comicios del siguiente período ante Peña Nieto del PRI, cuando esgrimió nuevas sindicaciones de trampa.

Consciente de la contingencia, apeló a la presentación de una renovada imagen contenida en dos libros. En`Oye Trump´se muestra muy centrado frente a los anuncios de construir un muro en la frontera, establecer aranceles unidireccionales al intercambio comercial y frenar la migración. En`2018 La Salida´expresa su voluntad para alcanzar un acuerdo nacional y hacer de la honestidad una forma de vida y gobierno.

Bajo estas circunstancias, el 1 de diciembre AMLO iniciará un mandato que promete cambios profundos para su Nación y, posiblemente, generará repercusiones en países de América Latina que viven problemáticas similares.

Publicidad
Autor: Alvaro Beltran Pinzón
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.

Comentarios