Lunes 30 de Julio de 2018 - 12:01 AM

Incertidumbres políticas

Comparta este artículo ›

Columnista: Alvaro Beltran Pinzón

Con el llamamiento a indagatoria al expresidente Álvaro Uribe Vélez por parte de la Corte Suprema de Justicia, y el consecuente anuncio de retirarse del Senado, se agita aún más el ambiente político del país y se establece una razón adicional para atizar la abierta polarización que ha sido característica en los últimos tiempos.

El accidentado proceso de paz con las Farc no ha encontrado el escenario propicio para su feliz culminación. La deficiente gerencia del postconflicto, las manifestaciones del Centro Democrático en el sentido de querer revisar aspectos trascendentales del Acuerdo firmado y los líos judiciales de Jesús Santrich que condujeron a la no posesión como senador de Iván Márquez, han dado pie para que se especule con un reagrupamiento de la organización armada.

Los inconformes con la corrupción imperante y con la ineficaz gestión estatal, en procura de disminuir las desigualdades sociales, se unieron a las tradicionales fuerzas de izquierda para alcanzar una caudalosa votación en los recientes comicios y erigirse como una importante bancada opositora al nuevo gobierno.

Por su parte, el presidente entrante ha hecho manifestación clara de su voluntad para ejercer un mandato para todos. En esa dirección, ha estudiado los programas y propuestas de sus contendores en las pasadas elecciones, con el propósito de incorporar respuestas a inquietudes sobresalientes. Para el efecto ha integrado un equipo de trabajo, en apreciable medida representante de sectores productivos y empresariales, que tendrá que demostrar un compromiso de responsabilidad histórica y obrar con criterio de beneficio comunitario.

Expresiones estas que dan cuenta de la complejidad de los desencuentros de una sociedad, frente a los cuales la posibilidad de concitar diferentes sectores va más allá de la buena voluntad del ejecutivo que inicia funciones el próximo 7 de agosto. Dependerá, sobre todo, de las actitudes que adopten los uribistas, el talante de la oposición política que se instaure, y, también, de las atinadas posturas de la Corte Suprema de Justicia, la Fiscalía General de la Nación, la Justicia Especial para la Paz, la Comisión encargada del esclarecimiento de la verdad, entre otras instituciones.

Publicidad
Autor: Alvaro Beltran Pinzón
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.

Comentarios