Lunes 20 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

Corrupción en Colombia

Comparta este artículo ›

Columnista: Alvaro Beltran Pinzón

“La lucha contra la corrupción en Colombia ha fracasado”. Con esta severa afirmación, el rector de la Universidad Externado de Colombia, Juan Carlos Henao, hizo la presentación del prolijo estudio adelantado durante dos años y medio por todas las unidades académicas de la institución educativa, en el cual se da cuenta de la incidencia de este flagelo que, cuando menos, representa la pérdida del 4% del producto interno bruto nacional.

La investigación refiere la infructuosa capacidad del Estado colombiano para desterrar esta plaga que nos ubica dentro de las naciones más afectadas en el mundo. Su proliferación en todos los órdenes de la actividad ciudadana lleva a la conclusión de que se trata de un mal de carácter sistémico, con gran arraigo en la sociedad, en el que se confunden el cinismo de los corruptos, que enarbolan las banderas de su extirpación; con los resignados, que la aceptan como un asunto insuperable, y los que dan plena justificación a su reprochable conducta auto absolviéndose de toda culpa.

Los cuatro tomos que integran la segunda entrega de la colección “Así habla el Externado” abordan aspectos como la percepción de la corrupción en la opinión pública, la propensión de los medios de comunicación hacia la mirada escandalosa, el efecto en la interfaz individuo-sociedad; enfoques de la contaminación en sectores como el medio ambiente, el educativo, la salud y otros servicios fundamentales; el desempeño empresarial desde la ética y las instituciones; la cooptación del Estado por carteles delincuenciales, la colusión en licitaciones e ineficacia de los órganos de control.

Esta iniciativa permite disponer de una base esencial de conocimiento para proceder, en debida forma, a la erradicación de este mal, mediante la adopción de fórmulas diferentes que alienten la sanción social y hagan posible la aplicación de normas sancionatorias cuando se advierte que está en riesgo la estabilidad misma de la democracia. El llamado a tomar conciencia de la magnitud de dicha calamidad es la gran virtud de la movilización que se pretende hacer con la participación en la consulta anticorrupción del domingo 26 de agosto.

Publicidad
Autor: Alvaro Beltran Pinzón
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.