Jueves 13 de Marzo de 2014 - 12:01 AM

Medicina familiar sí, ¡pero no así!

Comparta este artículo ›

Columnista: Bernardo Useche

En un esfuerzo pedagógico por explicar su posición frente a las transnacionales mineras, el senador Robledo acuñó la frase: “¡Minería sí, pero no así”! De igual manera, cuando el gobierno nacional anuncia que con reforma o sin reforma habrá un nuevo modelo de salud que tendrá como eje central la Atención Primaria en Salud (APS) y la medicina familiar, es posible afirmar que en el establecimiento de estas estrategias hay consenso nacional. ¡Siempre es mejor prevenir que curar! Pero las diferencias residen en el tipo de APS y el tipo de medicina familiar que se planea implementar.

Aunque la atención primaria se ha clasificado de distintas maneras, por ejemplo, en APS integral y APS selectiva según la amplitud de necesidades que busquen atender, la diferencia fundamental radica en el modelo de salud del que hagan parte. Una es la atención primaria y la medicina familiar que se practicó con éxito por más de 60 años en Inglaterra en el contexto de un sistema nacional de salud sin aseguramiento y otra muy distinta será la APS y la medicina familiar que puedan practicarse en Colombia en un sistema de salud en el que se mantengan las EPS.

Independientemente del discurso sobre las bondades de hacer prevención y promoción de la salud, el nuevo modelo del gobierno pretende entregar a las EPS la puerta de entrada al sistema de salud y así facilitarles su control total; máximo, si como todo parece indicar, se les permitirá a las EPS continuar expandiéndose con sus propias clínicas (integración vertical); organizando y dirigiendo redes con las instituciones prestadoras de servicios que no sean de su propiedad (integración horizontal) ; formando sus propios médicos y administrando un plan de beneficios o POS restringido, a la vez que venden seguros complementarios y de medicina prepagada.

Pilares de la atención primaria como la necesidad de actuar integralmente en sectores que afectan tanto la salud como la economía y la educación; y la transformación de los determinantes sociales que generan enfermedad como la mala nutrición, las viviendas insalubres y el desempleo - también serán objetivos imposibles de lograr dentro de este modelo asegurador. ¿Cómo lograr prevención de la enfermedad en un país en el cual más de 800 de los 1.120 municipios existentes no tienen acceso a agua potable?

Publicidad
Autor: Bernardo Useche
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.