Sábado 01 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

De regreso a lo humano

Comparta este artículo ›

Columnista: Carlos Chaverra

“¿Cuántas veces los indicadores de cartera vencida son culpa de nosotros mismos que vendemos productos de crédito a quien no puede pagarlos o ya está sobre endeudado? ¿Acaso estábamos prestando una buena asesoría? El ciclo era el mismo en el sistema financiero: entregábamos una tarjeta de crédito a un cliente sin ser más profundo en conocer su real capacidad adquisitiva”. Quizás muchos de nosotros hemos pasado por este trance donde el banco de turno nos ofrece un cupo de crédito- por su maravilloso comportamiento crediticio- y sin querer queriendo caemos en la tentación de aceptar para luego estar “saltando matones” para cumplir con la cuotica mensual.

Curioso que un banquero este cuestionando sus propias prácticas, lo cual constituye un inusitado gesto de humildad. A esto nos invita Carlos Raúl Yepes, expresidente del Banco de Colombia, en su libro ‘Por otro camino, de regreso a lo humano’, que tuvo la oportunidad de comentar ante un escenario atiborrado en el marco de Ulibro. Curioso también que un libro escrito por un banquero atraiga tantos lectores de todas las edades. ¿La razón? Sin duda hablar de humanismo en la banca es para algunos una gran contradicción. Sorprende la descripción que hace Yepes de sus esfuerzos por implementar en Bancolombia un equipo financiero que obra con amor y poniéndole el alma; tremendo esfuerzo de convencimiento a una organización de más de 50.000 personas. Atrae su invitación a fomentar una cultura del desapego del dinero y del poder y reemplazarla en nuestras organizaciones por una sociedad humana que fomente la cultura de la empatía que conecte a las personas y las organizaciones con la sociedad.

Yepes nos dice que el respeto y la confianza son un multiplicador de rendimiento y que todos obtendremos buenos dividendos al hacer de estas prácticas algo cotidiano en nuestras vidas. Que debemos fomentar las conversaciones profundas donde no nos de miedo hablar y donde los errores no sean motivos de inquisición si no de construcciones de diálogos positivos.

Bueno que un exbanquero nos diga que “ser bueno paga” y que un comportamiento ético y humanista no riñe con propósitos de productividad. Interesante esta tendencia donde lo ético y lo humano van adquiriendo el lugar de trascendencia en la gestión y sostenibilidad empresarial.

Publicidad
Autor: Carlos Chaverra
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.