Miércoles 23 de Marzo de 2011 - 12:01 AM

Encuerados por una buena causa

Comparta este artículo ›

Columnista: Carolina Leal Pinzón

Los atropellos sociales en el país se convirtieron en un acontecer cotidiano de la sociedad colombiana, pero quienes no aceptan que las injusticias atropellen su propia integridad a causa de argumentos sin piso, optan por manifestarse en voz alta, y por qué no, ‘encuerados’.


Este es el caso de David Navarro, un fotógrafo santandereano quien propuso un desnudo artístico ante el dilema del "oro que enriquece o el agua que da vida". La invitación de David se inició por medio de una red social donde expone, en pocas palabras, que el Páramo de Santurbán debe quedar excluido de cualquier tipo de desarrollo minero. Para este reconocido artista…"es una manera de que nos unamos a decir que no nos pueden despojar de uno de los páramos más importantes del país".


Además de apoyar a un buen amigo por medio de este espacio, entiendo su preocupación y, así mismo, exalto su posición de líder a través de un panorama mediático plural, caracterizado por su avidez de defender a más de sesenta mil hectáreas que abundan en oro, plata y otros minerales, que aportan beneficios significativos al crecimiento económico de Santander; pero sin olvidar que poseemos un país que tiene el 49 por ciento de los páramos del planeta, y con la explotación minera a cielo abierto, estaríamos permitiendo que Colombia siga siendo el principal país en el mundo en ‘contaminación per cápita’, debido a la minería irresponsable.


Este desnudo artístico que fotografió David, además de trascender la conciencia por preservar nuestro ecosistema, brilla no solo por el número de gente desnuda, sino por: Espeletia, Espeletiopsis, Libanothamnus, Paramiflos y Tamania; cinco géneros de frailejones que se encuentran en su mayoría en Colombia, pues somos el segundo país, después de Venezuela, con mayor concentración de frailejones, que abundan en alta proporción en la cordillera Oriental de nuestro país.


Tengo el gusto de conocer la cámara de David y se que su visión filantrópica sobrepasará con esta imagen la sensibilidad de cualquier tipo de misántropo, igualmente, les aseguro a mi lectores que la foto en principio se extendió en estética del trasero de Antanas Mockus, quien es reconocido por ser partidario y partícipe de este tipo de desnudos a manera de oposición.


En fin, fuera de la cantidad de propuestas y reconocimientos por parte de diferentes medios de comunicación, y por supuesto, de la comunidad santandereana, aquellos que se ‘encueraron’ para esta foto definitivamente apoyaron una buena causa.

Publicidad
Autor: Carolina Leal Pinzón
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.