Jueves 24 de Mayo de 2018 - 12:01 AM

Fundación Mujer y Futuro, 30 años

Comparta este artículo ›

Columnista: Christiane Lelievre

Hace más de 30 años, cinco mujeres, jóvenes, profesionales de las ciencias sociales, con trabajo y todas, menos una, con pareja e hijos pequeñitos a bordo. Entre pañales y teteros, trabajo y oficios, recreación y vida de pareja, sacaban tiempo para reunirse, hablar, pensar, soñar y proyectar. Así, en sus mentes alimentadas de dudas y convicciones, insatisfacción y esperanza, deseos e inconformidad, reivindicaciones sociales y primeros rayos de feminismo, anidaron el sueño de “hacer algo para las mujeres, todas”. Magdalena León, socióloga feminista e investigadora santandereana, conoció la idea y muy generosamente alentó y apoyó su realización. Nació la Fundación Mujer y Futuro, hija de las inquietudes y convicciones de cinco mujeres amigas, con su participación en el proyecto ‘Acciones para transformar las condiciones socio-laborales del servicio doméstico en Colombia’, dirigido por la propia Magdalena León. Este trabajo contribuyó al reconocimiento legal de los derechos de las trabajadoras en hogar ajeno e impulsó su organización en asociación, que todavía perdura.

Hoy Mujer y Futuro llega a la madurez, sin perder nada de su ímpetu y sus convicciones permanecen intactas. Es una organización con 10 socias activas y equipos de trabajo renovados; ONG no partidista, transparente, laica, feminista y reafirmada en su misión de transformar la vida de las mujeres desde el ejercicio de sus derechos.

A veces se ha sentido agobiada por tantas responsabilidades con tantas mujeres, defendiendo derechos y buscando una esquiva equidad para la mitad de la población. Y no abandona la lucha, porque la conquista de los derechos no son laureles sobre los que se puede dormir. Y porque no está dispuesta a seguir el consejo de moderación “defender los derechos de las mujeres, pero no tanto…”.

Celebrando sus 30 años, la FMF ofrece a Bucaramanga una nueva expresión artística en el muro del Club Unión de la Cra 33. “Me cuido, me quiero, me pienso”. Con deseos de “maternidades elegidas, salarios iguales, paz, autonomía y derechos plenos” para todas las mujeres.

Publicidad
Autor: Christiane Lelievre
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.