Lunes 23 de Julio de 2018 - 12:01 AM

Feminista sin saberlo

Comparta este artículo ›

Columnista: Christiane Lelievre

¡No soy feminista! eso es el escudo verbal de muchas mujeres que no quieren que las confundan con “estas extremistas mata hombres”, de piernas peludas, cabello corto y pantalones anchos, atentas a destruir todo lo que se parezca a hombre.

De caricatura en caricatura, prejuicio a prejuicio, se perpetúa una imagen negativa de las mujeres que luchan por sus derechos y dicen con determinación y coherencia: “yo soy feminista”.

Muchas mujeres declaran que valen tanto como los hombres y tienen los mismos derechos que ellos. Aseguran que en sus casas las tareas del hogar se comparten, que cada cual aporta según sus recursos y que se respetan sus espacios y autonomía. Pueden agregar que consideran importante educar varones respetuosos y no violentos; también que, en vez de enseñar a las niñas a protegerse, es clave enseñar a los hombres a no violar ni considerar a las mujeres como objetos hechos para servirles en la cama y la cocina. No faltan las que entienden que las mujeres tienen derecho a ser mujeres femeninas, autónomas y diferentes a los hombres sin morir en el intento; que ser diferentes a ellos no debe ser fuente de discriminaciones o menos oportunidades y remuneración.

Algunas buscan transformar las relaciones de poder entre hombres y mujeres y no quieren seguir de niñas obedientes, sometidas y excluidas de los espacios de decisión.

Y todas repiten que no son feministas, confirmando así que le tienen miedo a la palabra por los prejuicios y rechazo que suscita.

Si aspira a que ser mujer no signifique ser menos ni tener menos derechos; si rechaza ser objeto sexual de cualquier varón abusador que se crea con más poder y tenga más fuerza física; si entiende que patriarcalismo y machismo generan desigualdad, violencias, exclusión y sufrimiento; si cree que se requiere profundos cambios culturales para que hombres y mujeres vivamos sin discriminaciones y en pie de igualdad. Entonces, diga sin miedo: ¡Yo sí soy feminista! 

 

Publicidad
Autor: Christiane Lelievre
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.

Comentarios