Jueves 22 de Diciembre de 2011 - 12:01 AM

El mensajero de la navidad

Comparta este artículo ›

Columnista: Consuelo Ordoñez

Mi mensaje de navidad para todos ustedes, que el Señor les bendiga y tengamos salud, prosperidad y tranquilidad en el nuevo año, y por muchos más.


El arte, la danza, la música son los mejores aliados para expresar los más profundos sentimientos, y las expresiones artísticas de alto nivel son la mayor demostración de la cultura de un pueblo. En Bucaramanga, poco a poco venimos avanzando. Hace algunos años, la retreta era la máxima expresión, luego la Coral de la UIS tomó la delantera, ahora la Orquesta sinfónica y otros coros de distintas instituciones nos deleitan con conciertos hermosísimos y han llevado el nombre de Santander a escenarios internacionales. Batuta y la Mochila Cantora, por mencionar solo algunas agrupaciones, siguen elevándole el nivel. Eventos como el Festival de Piano, el Festivalito Ruitoqueño, el Festival de Cuenteros promueven el desarrollo de estas expresiones, surgiendo de iniciativas privadas o de la academia, principalmente. Pero aún nos falta mucho más desarrollo cultural que impacte la cultura ciudadana y promueva el interés general de la ciudadanía.


Por eso quiero resaltar hoy el buen trabajo de la Corporación Rapzodia en el montaje de la obra el Mensajero de la Navidad y con la participación de más de 20 jóvenes y niños con muy buen nivel de actuación, baile y hermosísimas voces, que nos ofrecieron un espectáculo digno de cualquier escenario nacional, y con muchísimo esfuerzo, y el apoyo de la empresas privada, han multiplicado sus presentaciones para llegar a cientos de bumangueses que durante la temporada de navidad, recibamos una dosis de alegría y calidad artística, en el renovado Teatro Analucía, que afortunadamente existe gracias a Corfescu.


Esta debe ser una línea de trabajo para fortalecer, en contra de la violencia, la drogadicción y todas las dificultades que enfrenta la juventud. Cambiar el ocio improductivo por el baile o la actuación seria una excelente elección. Corresponde a esta sociedad fortalecer las múltiples expresiones que han desarrollado nuestros artistas, apoyarlos y mejorar los escenarios públicos. Con gran ilusión esperamos el Teatro Santander y el fortalecimiento del Centro Cultural del Oriente, incluso la renovación urbana del centro de la ciudad, que puede convertirse en un escenario abierto para presentaciones diarias, como en muchos lugares del mundo. Si avanzamos en esta materia, seguramente vamos a desarrollar sanos sentimientos y condiciones humanas mucho más tranquilas y felices para los bumangueses.

Publicidad
Autor: Consuelo Ordoñez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.