Agosto 17, 12:01 am
Mi papá le decía a mis hermanos: "A las mujeres no se les pega ni con el pétalo de una rosa". Desde muy niña aprendí que golpear a una mujer es el acto de cobardía más grande que puede cometer un hombre. Es la vil expresión de la fuerza bruta que aparece cuando no hay capacidad mental para debatir las diferencias