Sábado 11 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

Contradicciones del Burka

Comparta este artículo ›

Columnista: Diva Criado

Mientras esperaba en un restaurante que me atendieran observaba a tres mujeres que sentadas en la mesa contigua a la mía, vestían un niqab, que solo permitía verles los ojos. Una de ellas intentaba con dificultad llevarse un helado a la boca. En la mesa también estaban un hombre, que intuyo debía ser el marido, y dos chicos pequeños que no superaban los seis años, ellos cómodamente vestidos con ropa de verano, contrastando con el incómodo y caluroso atuendo de ellas.

A menudo, los occidentales pensamos que las prendas que ocultan el rostro de las mujeres desdibujan su identidad.

Acostumbrados a mirar a los ojos y leer en las expresiones de la cara las emociones que reflejan las personas al hablar, nos cuesta entender que alguien de forma voluntaria opte por ese enclaustramiento, que además es incómodo para comer, beber, o una cosa tan sencilla como saborear un helado en un espacio público en pleno verano.

Asumimos que es una imposición que debemos combatir, causando en el proceso la reacción contraria de quienes lo perciben como parte de su cultura y “su libertad”.

Por estos días, el exalcalde de Londres, Boris Johnson, en su columna semanal de opinión en el the Daily Telegraph, comparó a las mujeres que utilizan el burka como “buzón” de correo, después de comentar que el Gobierno danés propuso multar a las mujeres que lo usen.

El artículo ha suscitado una ola de protestas de varios colectivos de mujeres musulmanas en Reino Unido. Lo acusan de alentar las tensiones deliberadamente con sus comentarios intolerantes y justificar los delitos de odio contra ellas. La diputada laborista Phillips también se pronunció alegando que reportaría los comentarios de Jonhson a la Comisión de Igualdad y Derechos Humanos.

Sin embargo, el artículo ha recibido el apoyo de personajes públicos como Rowan Atkinson, el actor que representa el papel de “Mr. Bean”, y Taj Hargey, imán de la congregación islámica de Oxford, quienes opinan que los comentarios de Johnson son bastante buenos.

Estos comentarios muestran la realidad que viven las mujeres musulmanas en todo el mundo, muchas veces basados en la intolerancia de unos y la imposición de otros.

¡Ahí les dejo!

Publicidad
Autor: Diva Criado
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.