Martes 17 de Julio de 2018 - 12:01 AM

El desorden en la ciudad

Comparta este artículo ›

Columnista: Edmundo Gavassa Villamizar

El caos que vive la ciudad no tiene fin. Para completar, ha informado la autoridad correspondiente que se ha postergado hasta el año entrante la integración de Metrolínea con los buses convencionales. Estábamos esperanzados que se pondría el “tate-quieto” a la guerra del centavo. Lamentablemente seguiremos sumidos en una verdadera anarquía en el transporte urbano.

No obstante que Metrolínea tiene reglas, no las cumplen. Se supone que los buses deben transitar únicamente por el carril derecho, hacen zig-zag, obstaculizando la marcha de los demás automotores. Aplaudimos el sistema, lo vimos funcionar muy bien en Brasil. Urgente continuar con las rutas faltantes para que los habitantes de los barrios apartados tengan un servicio oportuno y de calidad.

El cuerpo de Policía de Tránsito es insuficiente. Hay vías que requieren agentes permanentemente; la autopista a Floridablanca, el centro de la ciudad, las avenidas principales y los sitios que ofrecen congestión. Parece que por falta de presupuesto nunca se ha podido solucionar esa anomalía. La razón no es otra que la de mantener una entidad dependiente de la Alcaldía, que el señor Alcalde ha tratado por todos los medios de despolitizar.

Los vendedores ambulantes en el mundo entero, menos en Bucaramanga, tienen fijadas zonas especiales. Toldos bien diseñados, todos iguales, con vestidos uniformes, lucen como lugares de turismo. Prohibición para comer en las calles, como en las ciudades más prósperas, ofrecerían menos desaseo.

Andenes en pésimas condiciones, huecos por la falta de tapas de los servicios públicos. Fachadas sin pintura y que ofrecen peligro para los transeúntes.

Garajes mal diseñados eliminan el paso de los peatones. Irresponsables botan la basura en mitad de las avenidas. Excrementos de las mascotas en todas partes. Caos total en una ciudad que se distinguió como la más cordial de Colombia. Terreno propicio para que la Sociedad de Mejoras Públicas cumpla con los objetivos para lo cual fue creada.

Publicidad
Autor: Edmundo Gavassa Villamizar
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.

Comentarios