Martes 24 de Julio de 2018 - 12:01 AM

Shakespeare

Comparta este artículo ›

Columnista: Edmundo Gavassa Villamizar

Debo confesar que, desde la época de colegio tenía olvidado al insigne poeta; incluido en el texto de ‘Autores Ingleses’. En la clase de literatura, dictada por el padre Herrera nació nuestra inclinación por escribir.

Con alguna frecuencia recibo libros de autores santandereanos; esta vez me sorprendió Manuel Enrique Rey Sanmiguel, con la traducción de 154 sonetos del inglés al castellano. No concebía que un ingeniero químico, como lo es Manuel, se ocupara de estos menesteres.

Labor difícil, Shakespeare obliga al traductor a situarse históricamente en la época en que fueron escritos los textos, a globalizar el pensamiento del bardo isabelino y como intérprete, elaborar una composición con la que se logre disminuir la entropía que aparece por la diferencia idiomática.

Debe apoyarse en el canon del soneto latino para cualificar positivamente y en idioma castellano, lo relativo a la métrica, a la rima, a la cadencia y a la estructura formal. Impresión maravillosa me causó la lectura de tan excelsa traducción.

Son contados los traductores de la poética shakespeariana debido a que el autor, en la mayoría de los países, incluido el Reino Unido, se conoce por las corrientes de su teatro: drama histórico, comedias y tragedias, más que por la lírica.

La edición presenta algunas inquietudes para quienes no conocemos a cabalidad el idioma vernáculo.

Es lógico que no sea una traducción literal, si leemos los poemas en los dos idiomas. Los sonetos no se ajustan a una traducción estricta.

Por esa razón, el traductor hace cambios en la métrica sonetista, comúnmente usada en inglés, de diez sílabas a verso Alejandrino.

Un esfuerzo que se frustra al no poder publicarlo por los altos costos. Trabajo dispendioso que lamentablemente no se valora en su forma. Se imprimen muchas obras de ensayos mediocres y lo valioso se queda en el tintero.

Adelante Manuel, no desfallezca que algún día la intelectualidad le reconocerá su esfuerzo.

Publicidad

Autor: Edmundo Gavassa Villamizar
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.