Viernes 13 de Julio de 2018 - 12:01 AM

Las multinacionales de la salud

Comparta este artículo ›

Columnista: Eduardo Duran

Un episodio registrado en el seno de la Organización Mundial de la Salud, en donde los representantes de EE.UU. trataron de atacar un proyecto de Ecuador, donde se pretendía aprobar un programa especial para impulsar el consumo de leche materna como instrumento eficaz para la nutrición dejó al descubierto una vez más la pretensión de ciertas multinacionales que están a la zaga para defender los intereses de la industria, antes que cualquier otra cosa. Es lo que está ocurriendo en el campo de los medicamentos, en donde se registra un escenario de precios que es absolutamente incompresible, por no decir que absurdo, cuando es posible registrar que un mismo fármaco puede tener una diferencia de hasta de tres veces su valor o más, de un país a otro. Con frecuencia oímos decir de personas que encargan sus medicamentos a España u otro país europeo, porque allí su precio es absurdamente más bajo que el que rige para Colombia.

El Ministerio de Salud ha tratado de abordar ese tema con las multinacionales farmacéuticas, pero la verdad es que no ha sido suficiente el esquema de logros, pues la mayoría de los medicamentos de común consumo, continúan ofreciéndose a precios demasiado elevados.

La pregunta que puede hacerse es porqué un país del primer mundo puede ofrecer medicinas a bajo costo y países subdesarrollados o en vía de desarrollo, tengan que pagar sobreprecios tan apreciables, con lo que eso significa en el impacto en el tema de la salud de la población, ya que muchas personas tienen que quedarse con las fórmulas medicas entre el bolsillo, porque su costo resulta ser absolutamente inaccesible.

Este episodio que se acaba de registrar en la OMS, no es más que la interferencia de los industriales que producen las leches de tarro, así la leche materna sea la más beneficiosa. Sabemos que los laboratorios invierten en investigación, y que esos valores deben recuperarse, pero lo que nadie puede entender es un desequilibrio de precios tan grande entre los países mas poderosos y los más débiles.

Publicidad
Autor: Eduardo Duran
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.