Martes 17 de Julio de 2018 - 12:01 AM

El mundial de los nómadas

Comparta este artículo ›

Columnista: Eduardo Muñoz Serpa

La historia de la humanidad está marcada por el nomadismo. Desde cuando hace cerca de 200 mil años, en el África oriental surgió el homo sapiens a hoy, el hombre ha sido un viajero incansable. El nomadismo es de la esencia de la especie humana.

Pero el nomadismo, satanizado ha confrontado a lo largo de la historia de la humanidad con pueblos sedentarios que están asentados en un territorio, lo consideran suyo y lo defienden a dentelladas de marginados, exiliados, desplazados, es decir, de nómadas que llegan a usurparle lo que cree que es suyo.

Esa confrontación entre nómadas y sedentarios, la religión, la política y la economía, son las grandes parteras de la guerra.

La lucha entre nómadas y sedentarios se ha acentuado con el predominio del modo de producción capitalista. Equivocadamente se cree actualmente que el sedentarismo es la regla y el nomadismo es lo incorrecto. La historia enseña que las cosas han sido al revés. Ha habido más nomadismo que sedentarismo, así hoy los nómadas sean estigmatizados y se les llame, desdeñosamente, emigrantes, refugiados, desplazados, exiliados.

Los grandes avances de la humanidad los han logrado más los nómadas que los sedentarios. Einstein fue nómada, igual que María Curie, Da Vinci, García Márquez, Rousseau, Marx, Engels, los españoles que poblaron a América, Marco Polo, etc.

En estos días celebramos un gran logro del nomadismo: lo que más se destacó en las triunfantes selecciones de fútbol europeas que participaron en el Mundial de Rusia (país creado por nómadas vikingos de la tribu Rus), fueron los nómadas, los exiliados llegados de África. Los aplausos fueron para franceses como como Mbappe, Pogba, Umtiti, Kanté, Matuidi, para belgas como Lukaku, para ingleses como Dele Alli y el jamaiquino Sterling, y cada año habrá más. ¡Qué bofetada para la sedentaria xenofobia! Recordemos un viejo y sabio adagio: “De fuera vendrá quien de casa nos echará”.

Publicidad
Autor: Eduardo Muñoz Serpa
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.

Comentarios