Viernes 27 de Julio de 2018 - 12:01 AM

Las salas amigas de la lactancia

Comparta este artículo ›

Columnista: Eduardo Pilonieta Pinilla

En desarrollo del derecho fundamental que tiene todo niño de ser amamantado directamente por su madre en las primeras etapas de la vida, la ley laboral establece que el empleador tiene la obligación de otorgarle a la materna dos descansos de 30 minutos, dentro de la jornada, para que esta pudiera amamantar a su hijo, durante los seis primeros meses de vida.

Ahora, la Ley 1823 de 2017 estableció que las empresas públicas o privadas que tengan más de 50 trabajadores, o un capital superior a $1.172.000.000 deben crear salas amigas de lactancia, que no son otra cosa que espacios acondicionados donde las mujeres, en periodo de lactancia puedan extraerse la leche materna asegurando su adecuada conservación.

Deben estar ubicadas en un lugar privado y exclusivo, donde no haya riesgos para la salud; no pueden estar cerca de lugares donde se depositen basuras; las dimensiones de la sala deben ser establecidas dependiendo del número aproximado y calculado por la empresa de mujeres lactantes, teniendo en cuenta que siempre debe ser un espacio cómodo y salubre; la ventilación debe ser natural o mecánica, siempre y cuando se garantice la renovación periódica del aire; la luz puede ser de tipo artificial o natural, siempre y cuando no se produzcan reflejos ni deslumbramientos; los pisos y paredes deben ser impermeables y de fácil limpieza y desinfección; debe existir un lavamanos dentro de la sala o en un lugar cercano a la misma; debe tener un mesón o mesa de apoyo.

Además deben tener: congelador o nevera de suficiente espacio que permita la conservación de la leche de manera vertical; sillas con espaldar y apoyabrazos de fácil desinfección; canecas plásticas con tapa de accionamiento no manual; termómetro digital con sonda calibrado; toallas de papel; cinta de enmascarar o rótulos que permitan marcar los frascos; marcador o bolígrafo indeleble; jabón líquido para manos; bolsa para residuos sólidos.

El plazo para cumplir esta obligación legal es de cinco años, contados a partir del 4 de enero de 2017, pero si la empresa tiene más de mil trabajadores, ese plazo vencerá el 4 de enero de 2019.

Publicidad
Autor: Eduardo Pilonieta Pinilla
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.