Martes 14 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

Palabras inútiles

Comparta este artículo ›

Columnista: Ernesto Rueda Suarez

Es bien sabido que Maquiavelo revela al Príncipe que la “necessitá” está por encima de la supremacía de la moral, y debe actuar sin lealtad, sin piedad, sin humanidad y hasta sin religión, es decir, que le dejen las manos libres para hacer lo que sea necesario. Ese criterio de “necessitá” fue el que expresó el senador y expresidente Uribe antes de iniciar el jolgorio del CD luego de la posesión de Duque. Era “necesario” que el presidente del Senado lanzara en su discurso un portafolio de mentiras y medias verdades, una verdadera pieza de la mentira política, sobre el gobierno saliente. Hay sitios y momentos para la crítica, por despiadada que ella sea, pero no ante la diplomacia y la comunidad internacional; toda una conspiración a plena luz del día; en resumen, una auténtica vergüenza. Doble vergüenza por recurrir al cinismo y a la mentira. Pero por otro lado quedó clarísima –por si alguien aún lo duda- la notificación al país del proyecto autoritario que poco a poco –como se estila- tiene en ciernes el CD. Hay que desacreditar todo para justificar todo. Existe, por supuesto, una división funcional del trabajo: un Duque dulce, conciliador, apacible, decente, trabajador y hasta tierno, en contraste con un partido urgido de feroz “necessitá” de convertirse en un partido-Estado de opinión, dado que nada sirve; sobre todo la Justicia a la que debe acudir el “presidente eterno”, si la justicia popular no lo absuelve primero en la Plaza de Bolívar.

Mentiras más medias verdades es igual a mentir a lo largo y a lo ancho, y el efecto inmediato es confundir, alentar las bajas pasiones, incitar a la violencia y matar la verdad. Y se puede matar de cuatro maneras dice Víktor Klemperer en LTI: falsear la realidad verificable, la repetición constante de la infamia, la aceptación de contradicciones y ambigüedades y la creencia en la supremacía y la “verdad infalible” del caudillo. No hay que obedecer por anticipado y buscar la verdad.

Publicidad
Autor: Ernesto Rueda Suarez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.