Viernes 04 de Noviembre de 2011 - 12:01 AM

Lo urgente en movilidad

Comparta este artículo ›

Columnista: Felix Jaimes Lasprilla

Elegidos como Gobernador de Santander el Doctor Richard Aguilar y como Alcalde de Bucaramanga el Doctor Luis Francisco Bohórquez, y finalizadas las celebraciones y la euforia del triunfo electoral, apremia volver a poner los pies sobre la tierra, para empezar a identificar, valorar, precisar e iniciar las gestiones necesarias para abordar lo urgente en materia de infraestructura vial a nivel departamental, metropolitano y municipal.


Comenzando por el departamento, en conectividad, es indispensable que el nuevo Gobernador lidere y gestione ante el gobierno nacional la solución a los siguientes problemas que amenazan, en materia grave, nuestro futuro económico: 1) Carretera Bucaramanga-Barrancabermeja. Inaplazable resolver el tema de la variante por fuera de los coluviones y contratar el diseño. 2) Doble calzada Bucaramanga-Cúcuta. Definir lo relacionado con la variante sur oriental. 3) Transversal Yuma. Lograr el aporte del 30% (100 mil millones de pesos) de la Nación. 4) Pavimentación San Gil-Charalá-Duitama. Gestionar ante el Fondo Nacional de Regalías los recursos ya aprobados para viabilizar su ejecución, como un tramo esencial para conectar el Llano con la Ruta del Sol y 5) Conexión Bucaramanga-Ruta del Sol. Lograr que se contraten los estudios que faltan y evitar que el Invías arroje a la basura los estudios existentes. Además, estructurar un Plan Vial Departamental Fase II para pavimentar otro paquete de redes secundarias, similar a los kilómetros que se pavimentaron durante la administración Serpa.


A nivel metropolitano y municipal, urge que el Alcalde se apersone a la mayor brevedad de: 1) La movilidad al sur. La crítica situación de esta intercomunicación exige tomar decisiones a corto, mediano y largo plazo. Estudiar con profundidad las propuestas de ampliar el viaducto o desarrollar una red vial debajo del mismo es lo obvio antes de tomar decisiones; 2) Metrolínea. Este proyecto vive una enorme crisis estructural por falta de liderazgo y gestión. El problema es monumental y podría llevar a un desastre financiero a Bucaramanga; 3) Plan vial metropolitano. Terminar el viaducto La Novena y el intercambiador de Neomundo, así como contratar los intercambiadores de Quebrada Seca, el Mesón y las transversales de Malpaso, del Bosque y Cañaveral; ya diseñadas es obligatorio, así como reexaminar la valorización; 4) Recuperar la malla vial urbana y 5) Reorganizar la Dirección de Tránsito.


Si lo anotado se lograra, los ciudadanos sentiríamos que el cambio de gobernantes fue provechoso, y los elegidos se legitimarían en la conciencia colectiva, al concretar con grandeza las expectativas, a veces increíbles, de la pasada campaña.

Publicidad
Autor: Felix Jaimes Lasprilla
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.