Viernes 16 de Diciembre de 2011 - 12:01 AM

La visita del Presidente

Comparta este artículo ›

Columnista: Felix Jaimes Lasprilla

Regionalización, Infraestructura Vial y Regalías, son tres temas claves sobre los que conviene reflexionar y evaluar, después de la visita a Santander del Presidente de la Republica, Juan Manuel Santos. Se celebraron dos reuniones: la primera hace 8 días en el Club del Comercio, con invitados especiales y con el objeto de presentar los proyectos a realizar con regalías; la otra el sábado 10, un Consejo para la Prosperidad, para analizar la problemática invernal.


En primer lugar, sobre "Regionalización", considero acertada e inteligente la posición unánime de la representación parlamentaria santandereana, cuando solicita que nuestra región debe ser la Nororiental, conformada por el Gran Santander, Arauca, Casanare y Boyacá, y no la Centro Oriental como lo determinó Planeación Nacional, en la que se adicionan los departamentos de Cundinamarca y Meta. Para nadie es un secreto que quedar de socio regional de Bogotá significará ser más ignorados y perder oportunidades de inversión, dado el poder y las necesidades de la capital.


Sobre "Infraestructura Vial", el reclamo de todos fue exaltado y enérgico, no sólo de nuestros líderes políticos. Si bien la queja fue, en mi criterio, justa, dada la enorme crisis vial que vivimos, la percibí desordenada porque se pide de todo a la vez, desde lo urgente hasta lo quimérico. Las solicitudes presentadas en esa forma, enredan más el desconocimiento que el gobierno central parece tener de nuestras verdaderas necesidades. Por eso urge precisar y ordenar qué es lo urgente, qué es lo importante a mediano plazo y qué es lo estratégico o ejecutable a largo plazo, cuando hablamos exclusivamente de la red vial nacional. Es indispensable unificar criterios para saber pedir y no mezclar un sueño, de pronto factible a treinta años, con la urgencia de garantizar la transitabilidad, el necesario mantenimiento o la estabilidad de un puente que amenaza riesgo. Esta incontrovertible realidad, "la confusión", es una oportunidad para que el Gobernador electo, doctor Richard Aguilar, ya que logró una "Mesa de Unidad Regional Política", lidere con los sectores interesados y afectados una "Mesa de Unidad de Infraestructura Vial", para exclusivamente priorizar los proyectos y necesidades viales.


Sobre regalías y la presentación de proyectos a financiar con estos recursos, que entre otras decepcionaron al Presidente, creo que también hubo confusión. Mientras las Secretarías de Planeación presentaban proyectos concebidos teniendo como referencia unas cuantías relativamente bajas ($54 mil millones para Santander), el Presidente estaba pensando en macroproyectos debidamente estructurados, como por ejemplo el proyecto "Autopistas de la Montaña" en Antioquia, de los cuales lamentablemente no tenemos ninguno.

Publicidad
Autor: Felix Jaimes Lasprilla
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.

Comentarios