Miércoles 20 de Junio de 2018 - 12:01 AM

Un país en constante reflexión

Comparta este artículo ›

Columnista: Francisco Bernate Ochoa

Día tras día, los medios de comunicación dan cuenta de la realización de foros, conversatorios y todo tipo de eventos, donde permanentemente se invita a reflexionar (casi siempre a las mismas personalidades) sobre todas las temáticas de la realidad nacional. Por supuesto que estos espacios son importantes, pero la pregunta real es ¿qué tanto han aportado todos estos espacios a la realidad nacional y cuántas soluciones a nuestras problemáticas han tenido su génesis en esos eventos? Por supuesto que siempre resultará positivo conocer todas las visiones, experiencias y opiniones, desde el propio sentir y la experiencia de cada uno de los sectores de la vida nacional, pero creo que poco o nada de lo que tanto se debate en estos espacios genera una solución a los problemas que se abordan.

El formato es conocido, un título en forma de pregunta, una problemática usualmente sobrediagnosticada de nuestro país, sobre la que, se sabe, de entrada nadie tendrá nada nuevo qué decir, aun cuando esporádicamente aparece un destacado y experimentado comentarista de otras latitudes. Posteriormente, circulan las invitaciones, con los nombres de los expertos, las temáticas, el horario, el valor de la inversión y la idea de que al asistir a estos espacios de discusión se encontrará la respuesta nunca hallada a tantas problemáticas de nuestra Colombia.

Instalado el evento, propios y extraños apuntan a la cuestión materia de debate, dan sus puntos de vista y refieren tener toda la experiencia y el conocimiento para que otro, no ellos, resuelvan el problema, esto, adornado por algún chascarrillo, normalmente repetido de conferencia en conferencia, y quedamos listos para el siguiente foro. Entre tanto, el país real, el que toma las decisiones que nos afectan a todos continúa su marcha, sin siquiera enterarse de lo que se debate todos los días, simplemente porque la convulsa realidad nacional no da tiempo para que tanta reflexión tenga alguna incidencia en nuestra cotidianidad. Sorprende el que en muchos de estos eventos asisten como ponentes los auténticos policy makers, presentándose como expertos conocedores de la problemática y de sus soluciones, que olvidan tan pronto salen del recinto rumbo a sus despachos.

Publicidad

Autor: Francisco Bernate Ochoa
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.