Sábado 30 de Junio de 2018 - 12:01 AM

Ideologías invisibles

Comparta este artículo ›

Columnista: Gisela Ruiseco Galvis

¿Cómo podríamos pensar un centro ideológico? Puede ser como el lugar en el que a diferentes sectores de la sociedad se les concede una parte de razón. Es básico partir de que en toda sociedad habrá intereses e ideologías distintas y también encontradas.

En el libro del presidente electo Duque se lee: “Se trata de avanzar, de ir hacia adelante, y no de caer en esas falsas dicotomías que polarizan”. En otra ocasión, durante una visita a Washington, dijo: “Les estamos presentando un programa a los colombianos que es básicamente de centro, no queremos a Colombia entre la derecha o la izquierda, debemos dejar atrás esos debates ...”.  Esa pretensión de Duque de dejar atrás ideologías implica que solo hay una manera de avanzar, y esto, lamentablemente, nos remite a una ideología única, lejos del centro.

Dice Naomi Klein: “El gran triunfo del neoliberalismo ha sido convencernos de que no hay alternativa”. Parece lo natural. Es difícil ver desde una posición de poder (de raza, sexo, estatus...) que hay otras posiciones. Este tema está plasmado en el título de una obra de Simone de Beauvoir: “El segundo sexo”. Se es segundo, porque el “primero” es la norma; las reivindicaciones del “segundo” suenan a necedad, debe hacer el doble de ruido para que se le entienda cuál es el problema. Tuvieron y tienen que hacer ruido las mujeres y tantos otros.

Colombia, país herido profundamente, tardará generaciones en sanar. Las urnas han desmentido a sectores acomodados en su burbuja de ideología única: hubo oposición de verdad. La “segunda” Colombia emitió un grito terapéutico.

El “adelante” de Duque,  según la ideología que representa, será más de lo que tiene al planeta al borde del abismo.

Señor Duque, hay muchas opiniones sobre cómo ir hacia adelante. No es el momento de una unidad que invisibiliza, un “dejemos atrás esos debates”. ¡Es hora de dialogar, de poder defender la variedad de posiciones, de mostrar salud democrática!

Publicidad
Autor: Gisela Ruiseco Galvis
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.