Miércoles 29 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

Oasis

Comparta este artículo ›

Columnista: Gonzalo Gallo

Dana Christmas es una joven heroína de raza negra que salvó la vida de 100 compañeros en un incendio devastador. En el año 2000 despertó de noche y quedó sobrecogida al ver llamas en una universidad en New Jersey.

En lugar de pensar sólo en sí misma fue pieza por pieza y despertó a todos los que pudo para que escaparan del fuego. El hecho fue que al terminar su noble misión ella misma quedó atrapada y sin alientos. No tenía escapatoria.

En extremo fatigada y sofocada por el humo, se tendió en el piso aceptando su muerte sin dejar de orar con fe profunda. De pronto sintió que la cargaban, vio una radiante luz blanca y, de un modo inexplicable, se vio fuera de las llamas.

La recogieron del prado del campus universitario con graves quemaduras, pero se salvó después de 12 operaciones y largas terapias.

Dana sabe que Dios y los ángeles existen y afirma: “Cree en los milagros y en Dios. Él nunca nos abandona”.

Estos pasos te dan felicidad: Aléjate de los quejumbrosos y los pesimistas. Son ladrones de energía vital y nunca ven nada bueno.

Te roban la paz, la calma y hasta la sonrisa. Decide alejarlas de tu vida, y huye de sus críticas y su oscuridad.

¿Quieres de verdad ser feliz? Entonces sé honesto. Sin integridad siempre terminas mal, sufres y haces sufrir.

La coherencia es un regalo para ti y los que amas. Pocos valores son más importantes en la vida y hace que confíen en ti.

Acepta con paz lo que no puedes cambiar, hacer resistencia o pelear sólo trae sufrimiento e infelicidad.

No es resignación, haz lo que puedas, pero hay situaciones que no dependen de nosotros y no podemos controlar.

Dale prioridad a tus relaciones. Pero hazlo de verdad ya que el trabajo suele relegarlas a un segundo plano.

Finalmente, perdónate y perdona ya que el perdón te saca de una cárcel emocional y te llena de paz. El odio enferma.

Publicidad
Autor: Gonzalo Gallo
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.